Diego Bardanca con la camiseta de su equipo el ND Gorica.

Diego Bardanca: “Finlandia, Polonia, Serbia, Eslovenia…disfruto de cada experiencia”

Diego Bardanca con la camiseta de su equipo el ND Gorica.

En nuestra sección de los lunes “Españoles por el Mundo” viajamos en esta ocasión a Velika Gorica (Eslovenia). Muy cerca de Zagreb, entre las llanuras de Turopolje y las colinas de Vukomericke se encuentra esta región. Allí un futbolista leonés consiguió este verano un logro mayúsculo, el ascenso a Primera con el ND Gorica.

Se trata de Diego Bardanca, futbolista formado en la cantera del Real Valladolid y que también ha competido en el filial del Deportivo, en el Eldense, Atlético Levante, Real Jaén, UD Ibiza, Gimnástica Torrelavega… hasta que se atrevió a dar el primer gran salto al fútbol foráneo. Primero fue el SLK Seinajoki finlandés, luego el Bytovia Bytow (Polonia), más tarde el FK Indjija (Eslovaquía) y ahora el ND Gorica (Esolovenia). Le preguntamos sobre sus experiencias en el extranjero y sobre su actual reto: conseguir que el Gorica vuelva a ser uno de los equipos punteros del fútbol esloveno.

P. ¿Cuáles son tus primeros recuerdos en el fútbol?

R. Mi pasión por el fútbol comenzó en el San Lorenzo, un club modesto donde jugó mi tio, mi primo, mi hermano… Mi padre le dijo a mi entrenador que tenía un hijo de 8 años que podía jugar en los Benjamines y ahí empecé en los campos de barro.

“Nunca he sido el más rápido, ni el más regateador, ni el más fuerte…siempre intentaba esforzarme y ser la mejor versión de mí mismo”

P. Luego en el Puente Castro te formaste y seguiste creciendo hasta el fútbol amateur. ¿Cómo fue esa evolución hasta llegar a jugar en el fútbol más profesional?

R. Fue un cambio radical. Del Puente Castro voy dos años al filial del Deportivo, y de ahí a la cantera del Real Valladolid. Sí que es verdad que si fue un cambio radical porque en el Puente Castro era sobre todo divertimiento, y luego en la cantear del Depor también pero ya tienes exigencia mayor. A nivel de medios lo noté, al pasar a contar con entrenadores muy formados para dirigir las sesiones. Antes el resto de clubes tenían a la típica persona de pueblo que era carpintero, el de correos… de otros trabajos, que les apasionaba el fútbol y entrenaban pero no tenían esa formación. Por ello, ese paso al Depor lo noté en la metodología que llevaba detrás cada entrenamiento.

P. Revisando tu historial deportivo, además de los filiales del Deportivo y Valladolid, has estado en el del Levante, y en clubes con solera como Eldense, Jaén, Recreativo… echando la vista atrás supongo que orgulloso del camino recorrido con tan solo 27 años.

R. Nunca he sido el más rápido, ni el más regateador, ni el más fuerte…y por tanto siempre intentaba esforzarme y ser la mejor versión de mí mismo. Nunca pensé en jugar en los grandes equipos que has recordado, ni en tres o cuatro campeonatos de primer nivel donde he competido, ni en Primeras Divisiones de ligas europeas. Tengo solo 27 años pero ya me puedo sentir orgulloso como dices de lo que he conseguido, y espero que me queden más buenas oportunidades por delante.

Diego Bardanca, el futbolista castellanoleonés ha jugado en diferentes países. Foto: ND Gorica.

P. Ya has jugado varias veces en ligas europeas. La primera vez fue en Finlandia, supongo que ese primer salto al extranjero debió costar, no fue una decisión fácil. ¿Cómo fue esa tu primera vez lejos?

R. Esto era algo que ya tenía entre ceja y ceja. Entonces había estado en el Jaen, en el Levante UD que tuve la oportunidad de ir a entrenar con el primer equipo con Lucas Alcaraz. En España hay un gran nivel de futbolistas y es muy complicado llegar al nivel profesional y yo siempre he sido una persona muy curiosa. Me ha gustado mucho siempre viajar, conocer otras culturas. Sí que es cierto que ese primer paso fuera te genera incertidumbre, temor, y además yo no tenía una buena base de idioma, era un poco como tirarse a la piscina. Pero ahora visto que he jugado en una Primera División, he competido en competición europea, pues valoras todo esto. Al principio cuesta pero cuando vas mejorando en el idioma y puedes comunicarte de forma activa con el resto, pues tú te vas sintiendo mejor. Al final todo esto te aporta una mejora en lo futbolístico pero también una mejora a nivel personal.

“En Serbia fue una experiencia muy dura, pero creo que la manera de afrontarla ha sido un aprendizaje brutal”

P. De todas estas experiencias en el extranjero supongo que habrá habido momentos más complicados…

R. De todas tienes momentos buenos y malos. En Serbia fue algo muy duro, pero echando la vista atrás creo que ese momento complicado ha forjado el carácter de la persona que soy ahora. Creo que esa experiencia dura, la manera de afrontarla ha sido un aprendizaje brutal. He disfrutado de todas las oportunidades fuera.

P. ¿Tu mayor éxito en este tiempo fuera cual me recordarías?

R. El último ascenso con el Gorica. Nosotros veníamos de una pandemia, y jugábamos contra un equipo de superior categoría que venía de disputar bastantes partidos de liga más que nosotros. Y conseguimos el ascenso con bastante autoridad. Por otra parte, el debut en la Primera División de Finlandia donde además me galardonaron como el premio al Mejor Jugador del Partido, estos momentos los conservo con mucho cariño.

P. ¿Cómo fue la celebración del ascenso?

R. Fue el partido fuera de casa y al regresar nos esperó bastante gente con bengalas. Se reunió mucha de la afición en el centro de la ciudad, y luego lo típico que van anunciando los jugadores y vas saliendo, y tuvimos una cena de equipo. Y no se pudo alargar la celebración porque terminamos un jueves y el lunes siguiente comenzamos la pretemporada. Es decir, al final tuvimos solo un fin de semana de vacaciones porque ya empezaba la nueva temporada.

La celebración del ascenso del Gorica ha la élite del fútbol esloveno este verano. Foto: ND Gorica.

P. ¿Qué objetivo se marca el Gorica esta temporada?

R. La permanencia, este es un año de transición del club en la categoría. El Gorica ha sido campeón tres o cuatro veces de liga, también de Copa, y lo del año pasado fue un accidente. Ahora buscamos esa estabilidad para que en un futuro vuelva a ser el gran club que fue en antaño. Tener los pies en la tierra e ir creciendo.

P. Como le pasó al Atlético de Madrid el Gorica ha pasado un año en el infierno pero como bien decías es un grande de Esolvenia. ¿Cómo podrías definir la relevancia que tiene en el país este equipo?

R. El fútbol es verdad que aquí no tiene tanta resonancia como en otros países pero está creciendo, con la importante evolución del equipo Nacional. Este es un club importante dentro del país, es uno de los tres que cuentan con más títulos, y tiene mucha repercusión entre la gente.

“Quiero seguir disfrutando cada día de mi profesión, no necesitas jugar en el Barça o Madrid para sentirte feliz”

P. ¿Cómo te estás encontrando tu esta temporada en el equipo?

R. Yo la verdad es que estoy muy a gusto. Desde el primer día me han dado muchas facilidades, desde el entrenador, compañeros, Presidente, y esto te facilita mucho la adaptación. El fútbol de aquí es muy físico, de mucha transición, de ida y vuelta, un estilo que ya conozco de otros países, por ello me estoy encontrándome bien.

P. ¿Y qué nos puedes contar de la ciudad?

R. Me parece que este país es de cuento de hadas. Todo está muy bien conservado, tiene una naturaleza que causa sensación. Liubliana en una capital pequeña pero que merece la pena visitar, está cerca de los Alpes, y Venecia a media hora de la ciudad. Este es un país que se vive muy bien, donde todo lo tienes a buena distancia, está el lago Bled… es un sitio que es un gran desconocido. Aunque quizás a algunos ahora les suena más por el ciclismo con Pogacar y Roglic, pero es un lugar que merece mucho el descubrirlo.

P. Por último, ¿Cuál es tu gran objetivo en tu reto en Eslovenia?

R. No es que sea un jugador excesivamente veterano pero sí que te das cuenta que las temporadas pasan muy rápido. Mi único objetivo es intentar seguir disfrutando el camino, cuando aprendes a disfrutar el camino no te importa tanto el resultado final, y ese es mi objetivo. Quiero seguir disfrutando cada día de mi profesión que me parece un lujo poder dedicarme a ella. No necesitas jugar en el Barça o Madrid para sentirte feliz, me siento un verdadero afortunado. Y que cuando me vaya el poder irme tranquilo y con esa sensación de haberlo dejado todo en el campo por cada club donde he estado.

P. ¿Sigues pendiente del fútbol leonés desde allí?

R. Siempre me informo no solo del fútbol de allí también del Baloncesto León, del Ademar, me gusta el deporte en general. Y otras ligas europeas donde tengo a amigos que están en diferentes países