Once del AD Lobon en su victoria ante el Trujillo. Foto: AD Lobon.

El AD Lobón avanza con una voluntad de hierro

Once del AD Lobon en su victoria ante el Trujillo. Foto: AD Lobon.

Sigue sin ceder terreno y siendo un quebradero de cabeza el equipo dirigido por Mario Ballesteros. El AD Lobon avanza por la tabla clasificatoria dejando atrás a rivales gracias a su buena racha de resultados en la segunda fase.

7 PUNTOS DE 9 POSIBLES

Es uno de los 4 equipos que todavía no han perdido en esta segunda fase en la lucha por la permanencia. Y hay que tener en cuenta que tres de ellos son los que ahora mismo ocupan las tres primeras plazas de la tabla. Es decir que la AD Lobon es ahora mismo el segundo mejor equipos si tenemos en cuenta la forma, y el mejor equipo si no tenemos en cuenta la cabeza de la fase.

Y es que el equipo logró ganar su último partido en casa ante el Trujillo por 1-0, lo que se suma a su primer triunfo por 2-1 ante el Fuente de Cantos y el 2-2 ante la AD Llerenense. Se ha quitado de encima al líder y a domicilio mientras que ha sacado todos los puntos en su feudo. El domingo se midió ante un equipo que venía en horas bajas y el conjunto de Mario Ballesteros no ha dudado en beneficiarse de ello para ganar el partido con un único tanto de Chori en el minuto 37 de la primera parte.

Un tanto que le hace sumar tres puntos para un total de 19, siendo 8º en la liga pero a tan solo 5 puntos del Olivenza, el equipo que ahora mismo es 4º en la liga. Todo ha cambiado en cuestión de tres semanas puesto que la AD Lobon comenzó como el colista de la fase con tal 12 puntos. Una cifra que le alejaba de tener posibilidades en una liga de 10 jornadas. Y es que además el equipo venía con una tendencia muy mala en el término de la liga regular, sin una victoria desde el 24 de enero ante el EMD Aceuchal y con solo 2 puntos de 24 posibles. Pero ahora todo es distinto, ahora se ven más cerca del preciado objetivo de la salvación. La tabla está muy igualada, con varios aspirantes que prometen dar guerra hasta el final, pero la AD Lobon parece liderar ese pequeño grupo de rebeldes que amenazan con desbancar a los tres primeros equipos, que todavía no conocen la derrota.

AD Lobon antes del saque
Jugadores de la AD Lobon y del Trujillo antes del partido. Foto: Trujillo.

Mario Ballesteros ha armado a su equipo con una voluntad de hierro que prometen conservar hasta el último minuto. Un trabajo digno de admirar que podría potenciarse la semana que viene en un partido a domicilio contra el Racing Valverdeño, uno de los equipos que peor ha arrancado la temporada y que además se posiciona por delante de la AD Lobon por solo un punto.