Foto: CD Tudelano

El Tudelano es equipo de Primera RFEF

Foto: CD Tudelano

El CD Tudelano ha hecho historia y la próxima temporada competirá al menos en la nueva categoría del fútbol nacional tras su victoria en el derbi ante el CD Izarra, que con una nueva derrota cada vez está más cerca de la 3ª División.

Lo que es el fútbol, la pasada campaña el Tudelano fue salvado por la campana gracias a la pandemia que le permitió repetir temporada en 2ªB cuando se encontraba defenestrado y prácticamente y con pie y medio en 3ª División.

Sin embargo, la gran planificación de esta temporada con buenos fichajes en el mercado nacional y con la apuesta segura en el banquillo y con la base de jugadores de años atrás, el equipo de Nacho Martín conquista el objetivo.

Para ello, el conjunto de Tudela tuvo que ganar al Izarra que vendió cara su derrota. Y es que el gol de la victoria llegó a falta de cuatro minutos para terminar el partido cuando Iván Martínez de Lizarrondo terminó de rematar una jugada embarullada.

Comenzó bien el Izarra que dispuso de un par de oportunidades en la primera mitad pero que Jon Ander Felipe desbarató bien.

A partir de entonces, fue el Tudelano quién dispuso del dominio y de las mejores ocasiones. Yasin llevó veneno desde el costado derecho con diversos centros que fueron rematados por los arietes riberos pero bien Julio Iricibar o bien la falta de puntería impdieron el gol. Los de Nacho Martín también dispusieron de acciones a balón parado para adelantarse.

Tras el paso por vestuarios, el partido tuvo menos ritmo pero conforme el paso de los minutos, los riberos intensificaron el ritmo de partido y fruto de ello, llegaron al área de Iricibar.

Pero no fue hasta el minuto 86 cuando Iván Martínez estuvo atento desde el suelo para remachar una jugada en el área con diversos rechazos.

Tras este resultado, el Tudelano estará en Primera RFEF o Liga Pro la próxima campaña y luchará por ser uno de los equipos clasificados al Play-Off de ascenso a la Liga Smart Bank.

Al Promesas se le escapan dos puntos

Osasuna Promesas tenía ante sí una gran oportunidad para dar un paso al frente en las aspiraciones de entrar en la Primera RFEF.

Para ello debía vencer a la SD Logroñés que presentó un planteamiento más conservador que en otras ocasiones. Los riojanos sabían que el punto era bueno para ellos e intentaron defenderlo. Osasuna circuló bien la pelota y dispuso de la primera ocasión con un lanzamiento cruzado de Jony que desbarató Jero Lario.

Tras el paso por el descanso, el Promesas consiguió el premio que buscó durante la primera parte con un remate inmaculado de Dani Santafé que puso todo de cara para el equipo rojillo.

Sin embargo, la entrada de Achi le dio aire a los de Alber Aguilá que encontraron premio en un inocente penalti de Endika sobre Alain. Imanol Etxeberria no desperdició la ocasión y los riojanos crecieron en el partido. Sin embargo, la expulsión a Calderón hizo que la SDL retrocediese metros y el Promesas con más corazón que cabeza intentase un gol que alimentara la esperanza.

Por su parte, la UD Mutilvera cayó derrotada contra pronóstico ante el Haro Deportivo. El conjunto riojano se le ha atragantado al equipo de Andoni Alonso en los dos partidos disputados ya que no ha conseguido hacerle gol.

El Haro, prácticamente desahuciado jugó con el alma que le ha faltado toda la temporada y consiguió una victoria que le permite seguir creyendo en el milagro.

Un Fermín Sobrón soberbio bajo palos y la fortuna aliada en la jugada del gol, le dieron los tres puntos al Haro en detrimento de la UD Mutilvera que lo intentó de todas las maneras. Con esta situación, la Mutilvera ve más lejos la Primera RFEF y tendrá dos batallas ante Ebro y Tarazona para certificar la permanencia.