El futbolista del Villarreal Pedraza conduce un balón ante la presión del bermellón Kubo // Foto: LaLiga.

El Villarreal CF sonríe de nuevo y no da opción al RCD Mallorca

El futbolista del Villarreal Pedraza conduce un balón ante la presión del bermellón Kubo // Foto: LaLiga.

Jornada 22.- Villarreal CF, 3; RCD Mallorca, 0.

El Villarreal volvió a sonreír y a ganar al calor de La Cerámica. Tras la derrota en Elche el Submarino volvió a la senda de la victoria en casa, donde cuajó un gran partido frente a un Mallorca que no se sintió cómodo en ningún momento y que apenas tuvo opciones en labores ofensivas. Pedraza fue clave en la banda izquierda, dos centros suyos propiciaron los dos primeros goles en el primer acto, el primero rematado contra su propia meta por Franco Russo y el segundo llevó la firma de Manu Trigueros. En el segundo tiempo Mario Gaspar y Alberto Moreno tuvieron opción de sentenciar pero la tercera diana llegó de penalti, provocado por Jackson y transformado por Parejo, ya en los últimos compases del choque. Además del triunfo y de las grandes sensaciones ofrecidas por los locales, la noticia positiva fue el debut de Nikita Iosifov en Liga, eso sí, también hubo una nota negativa, que la protagonizó Yeremy Pino, obligado retirarse lesionado en el segundo tiempo.

El once inicial groguet registró cuatro variaciones respecto al que comenzó el último choque en Elche la pasada semana, se quedaron fuera por lesión Gerard Moreno y Foyth, Capoue por sanción y Estupiñán; y entraron de inicio Mario Gaspar, Pedraza, Iborra y Manu Trigueros. De este modo, Emery formó con un 1-4-3-3, con Rulli en portería; Mario Gaspar, Albiol, Pau Torres y Pedraza en defensa; Iborra, Parejo y Manu Trigueros en la medular; y Moi Gómez, Alberto Moreno y Yeremy Pino como tridente ofensivo. Por su parte, el cuadro bermellón se plantó en La Cerámica con dos novedades, en relación a su último envite frente al Espanyol, las de Maffeo y Battaglia por Brian Oliván, ausente por Covid-19, y Salva Sevilla. Así, el conjunto de Luis García Plaza se plantó con un 1-4-4-2, con Leo Román en portería; Maffeo, Valjent, Franco Russo y Jaume Costa en línea de retaguardia; Battaglia, Ruiz de Galarreta en el doble pivote, Dani Rodríguez y Kubo en bandas; y Amath junto a Abdón Prats en la delantera.

El excesivo respeto imperó en los primeros minutos de un partido que, eso sí, gozó de aproximaciones amarillas, especialmente por banda izquierda, con la percusión de Pedraza y Alberto Moreno por el perfil zurdo. Y en una acción más por el costado izquierdo llegó el 1-0 con algo de fortuna. Pedraza colocó un centro con música para que Manu Trigueros pudiera rematar a gol en un posición franca, pero se anticipó Franco Russo para meter el cuero en su propia meta. Y enseguida pudo caer el segundo, en un disparo de Moi Gómez, que recibió un balón de Parejo, pero Leo Román sacó el tiro del futbolista de Rojales.

A los 20 minutos del duelo llegó la primera aproximación balear, con un remate de Amath que sacó Rulli de forma providencial, el centro de Kubo fue de kilates. Pero hubo acción-reacción, la réplica la puso el Villarreal a la contra, aunque Yeremi Pino no supo definir frente al cancerbero Leo Román. El Submarino tenía una ventaja mínima en el marcador pero la superioridad sobre el terreno de juego no era mínima, más bien todo lo contrario. Los groguets tenían el control del partido frente a un contrincante que no era capaz de superar líneas y que su único recurso era tirar balones largos ante una defensa grogueta muy segura. Y en esta tesitura llegó el 2-0, obra de Manu Trigueros, que conectó en el corazón del área un nuevo centro de Pedraza desde la izquierda, segunda asistencia del cordobés, que estaba siendo un filón por su banda, y quinto tanto para el talaverano esta temporada.

En la segunda mitad el partido continuó con la misma dinámica, dominio amarillo total ante un Mallorca incapaz de generar peligro y al que el correr del tiempo no le ayudaba en nada. Albiol pudo marcar el tercero para los groguets pero su remate de cabeza de marchó ligeramente desviado. Luis García Plaza no lo veía claro y cambió a su delantera, retiró a Amath y a Abdón Prats y sacó a Antonio Sánchez y al futbolista cedido precisamente por el Villarreal, Fer Niño. Y el canterano amarillo pudo meter a los suyos en el partido en el primer balón que tocó, un buen centro de Maffeo desde la banda derecha fue el origen de un cabezazo que se marchó alto.

El partido estaba siendo incluso plácido para el Submarino, aunque mediado el segundo acto llegó una noticia negativa en forma de lesión, Yeremy Pino tenía que retirarse lesionado, entró por él Jackson, con minutos nuevamente en el primer equipo. También ingresaron en el terreno de juego Kang-In Lee y Salva Sevilla en el Mallorca, que relevaron a Kubo, ligeramente silbado en por el público de La Cerámica, y De Galarreta, cambios naturales sin afectar al dibujo táctico balear. La escuadra insular buscaba y buscaba encontrar espacios para generar peligro pero la zaga amarilla representaba un muro verdaderamente infranqueable para los visitantes.

Y cada vez tenía que arriesgar más el cuadro insular, que veía más cerca el 3-0 que el 2-1. Pues Mario Gaspar tuvo el tercero pero Leo Román salvo el tanto que hubiera sentenciado el choque. Y no fue el único, pues Alberto Moreno se sacó un trallazo pocos minutos después que tuvo que palmear a córner el joven cancerbero visitante. Sí que es cierto que el Mallorca replicó a esta doble oportunidad con un disparo de Antonio Sánchez que rechazó Rulli, fue la última oportunidad con la que apurar las pocas esperanzas forasteras. Pues en el 87’ el Villarreal sentenció al transformar Parejo un penalti cometido por Franco Russo, que además vio la segunda amarilla y se tuvo que marchar expulsado, sobre Jackson, tarde para olvidar la del zaguero bermellón, gol en propia, penalti y expulsión. El tercer tanto groguet cerró un partido en el que en el tiempo de prolongación salieron Raba y el debutante en Primera División Nikita Iosifov.

Este triunfo mete al Villarreal sexto en la tabla con 32 puntos, con lo que asalta puestos europeos, concretamente de Conference League, mientras que el Malllorca encaja su cuarta derrota consecutiva en liga y se queda a dos puntos del descenso a Segunda División, todo a expensas de que se complete la 22ª jornada del campeonato. En la próxima jornada el Submarino se desplazará hasta el campo del Betis, en un duelo clave por los puestos europeos, los amarillos visitarán el Benito Villamarín el domingo 6 de febrero (18.30 horas). En cambio, el conjunto de Luis García Plaza recibirá al Cádiz el sábado 5 (16.15 horas), no obstante, antes deberá afrontar su partido de cuartos de final de la Copa del Rey ante el Rayo Vallecano, previsto para el miércoles 2 de febrero (20.00 horas).

Ficha técnica:

Villarreal CF: Rulli, Mario Gaspar, Albiol, Pau, Pedraza, Iborra, Parejo (Nikita Iosifov, min. 93), Manu Trigueros, Moi Gómez (Dani Raba, min. 93), Alberto Moreno y Yeremy Pino (Jackson, min. 68).

RCD Mallorca: Leo Román, Maffeo, Valjent, Franco Russo, Jaume Costa, Battaglia, Ruiz De Galarreta (Salva Sevilla, min. 69), Dani Rodríguez (Ángel Rodríguez, min. 76), Kubo (Kan-In Lee, min. 69), Amath (Antonio Sánchez, min. 57) y Abdón Prats (Fer Niño, min. 57).

Goles: 1-0. Min. 12: Franco Russo (pp). 2-0. Min. 34: Manu Trigueros. 3-0. Min. 87: Parejo (p).

Árbitro: Ortiz Arias (Colegio Madrileño). Amonestó a los jugadores del Villarreal Mario Gaspar (36’) y al tecnico Unai Emery (86’); así como a los futbolistas del Mallorca. Además, expulsó con doble cartulina amarilla al jugador visitante Franco Russo (87’)

Estadio: Estadio la Cerámica (Vila-real). Entrada, 13.207 espectadores.

Incidencias: Tarde con nubes y claros, 12ºC de temperatura.