El jugador del CD Castellón Marc Mateu y el del Sporting Carmona pugnan por la posesión de un balón // Foto: LaLiga.

El ‘nuevo’ CD Castellón ya carbura y sale del descenso tras sorprender al Real Sporting

El jugador del CD Castellón Marc Mateu y el del Sporting Carmona pugnan por la posesión de un balón // Foto: LaLiga.

Jornada 22.- CD Castellón, 2; Real Sporting, 0.

Estreno con victoria. Juan Carlos Garrido y su nuevo Castellón hicieron bueno el refrán tan manido de ‘a entrenador nuevo victoria segura’ El conjunto albinegro mostró detalles y sensaciones diferentes a las ofrecidas en las últimas jornadas. De entrada, se vio a una escuadra más directa, completó seis disparos a portería, más contundente y segura en defensa, algo que conllevo mantener la portería a cero. Y el rival no era sencillo, el Sporting exigió el máximo a un Castellón que le doblegó con goles de Cubillas, en el primer acto previa asistencia de Marc Mateu, y de Gus Ledes, en el segundo tras cesión de Rubén Díez. Además, también se debe llevar mención honorífica Álvaro Campos, que con 2-0 paró un penalti a Carmona y rompió las esperanzas visitantes de remontada.

Primer partido del técnico valenciano en el banquillo de Castalia, protagonizado por un cambio de sistema, el regreso de un pilar como Carles Salvador, y diversos cambios como por ejemplo la ausencia de un intocable para Óscar Cano como Satrústegui. Y es que amén, del centrocampista castellonense, también fueron novedades, un total de seis, en el once titular respecto al último encuentro ante el Espanyol Delgado, Víctor García, Gus Ledes, Rubén Díez y Cubillas, quedando fuera Guillem Jaime, el mencionado Satrústegui, Fidalgo, Paolo Fernandez, Fidalgo y Zlatanovic. De este modo, el conjunto albinegro, en el inicio de la segunda vuelta del campeonato, formó con un 1-4-2-3-1, con Álvaro Campos en portería; con Iago Indias en el lateral derecho, Víctor García en el izquierdo, junto a Delgado y Gálvez como pareja de centrales. Por delante, formaron el doble pivote Gus Ledes y Carles Salvador, con Arturo Molina en banda derecha, Marc Mateu por el perfil zurdo, Rubén Díez en la mediapunta, y Cubillas como única referencia ofensiva.

Desde el comienzo se vio que el nuevo Castellón va a desarrollar un fútbol más directo y más aguerrido. Tan solo se llevaban disputados cinco minutos cuando Marc Mateu ya obligó al meta Cristian Sánchez a sacar la mano a pasear para mandar el cuero a la esquina. No fue un espejismo, y es que a renglón seguido Rubén Díez volvió a merodear el gol orellut, pero el metra sportinguista volvió a aparecer. El cuadro asturiano se veía superado por los castellonenses, aunque estuvo cerca de ponerse por delante en el marcador al cuarto de hora de juego, con un disparo de Javi Fuego cuya dirección desvió Gálvez, aunque el meta Álvaro Campos se mostró seguro para atajar el balón. Corrían los minutos y las sensaciones locales eran positivas, más lo iban a ser cuando éstas se vieron reflejadas en el marcador. Un centro de Marc Mateu a pierna cambiada desde la banda izquierda lo remató Cubillas en el corazón del área para enviar la pelota a la escuadra.

La réplica asturiana llegó a los 30 minutos del partido, con un disparo de Cristian, tras una serie de semifallos en defensa que aprovechó el mediocentro asturiano, después de un rechace de Álvaro Campos, que estrelló el cuero en el poste con un tiro desde media distancia. Con el paso de los minutos el equipo de David Gallego comenzó a estirarse y, tras un ataque albinegro que terminó con un disparo desviado de Marc Mateu, el guadro gijonés montó una contra que culminó Djuka Djurdjevic, una acción que salvó el arquero Álvaro Campos de forma providencial en el mano a mano ante el ariete serbio. No obstante, el Castellón dejaba de mirar la portería cada vez que tenía el balón, una posesión más efectiva. Rubén Díez pudo marcar el segundo con un disparo desde fuera del área, pero el meta rojiblanco atajó el cuero. Sin embargo, la última acción de peligro del primer acto la tuvo Cristian, con un nuevo tiro desde la frontal del área que se marchó fuera por poco.

La segunda mitad comenzó de forma primorosa para el Castellón, a pesar de que los asturianos tenían entre ceja y ceja la portería de Álvaro Campos en busca del empate. Y es que apenas se llevaban disputados ocho minutos de juego de la reanudación cuando una saque de bandas, desde la derecha, lo peinó Cubillas, a renglón seguido lo bajó Rubén Díez para que Gus Ledes empalmara el balón con una volea magistral para meterlo por el palo del portero. Un obra de arte. Hacía mucho tiempo que el cuadro orellut no se veía en una tesitura tan boyante como un 2-0 a favor al comienzo del segundo acto en liga. Pero poco después se le pudo complicar la situación al equipo de Juan Carlos Garrido, pero parece que el técnico de El Puig ha caído de pie en Castalia. Pues Gálvez cometió un penalti sobre Carmona, el propio Carmona ejecutó el penalti y Álvaro Campos acertó la dirección del balón y lo atrapó. Un susto pero sin mayores consecuencias.

El partido estaba donde el Castellón lo quería y el Sporting tenía que arriesgar para meterse en el partido. El técnico David Gallego introdujo en el campo a Pedro Díaz y a Manu García, dos jugadores de un claro perfil creativo y desequilibrante en la zona de tres cuartos de campo. También movió el banquillo Garrido, que dio entrada a Fidalgo por Arturo Molina, jugador por jugador y ausencia de modificaciones tácticas. Poco a poco el Sporting jugaba más en campo contrario pero sin tener la capacidad para generar peligro sobre el arco de Campos, y es que tanto la media albinegra como la línea de retaguardia apenas ofrecieron concesiones al contrario. El técnico orellut quiso darle más empaque a su equipo, y para ello metió a Señé por Rubén Díez.

Los albinegros supieron jugar con oficio en los últimos minutos del partido, algo que ha penalizado al equipo durante la primera vuelta del campeonato, no en vano, ha sido uno de sus principales debes, la concentración y contundencia en la recta final de los encuentros. Y no es porque el Sporting no busca la puerta loca, pues Pablo Pérez estuvo cerca de recortar diferencias en el electrónico, pero Álvaro Campos volvió a atrapar el balón. La posesión era visitante pero no lo suficiente como crear peligro ¿Les suena? Pero no fue solo el buen hacer en momentos clave sino también el mostrar fiabilidad y seguridad defensiva, tras unos aislados detalles en el primer tiempo, los discípulos de Garrido pudieron volver a mantener la puerta a cero. Ya en los últimos minutos el técnico valenciano metió a Zlatanovic y retiró al capitán y autor del primer gol, David Cubillas.

Este triunfo vuelve a situar al Castellón fuera de los puestos de descenso a Segunda División B, no en vano, el equipo se coloca ahora en la decimoséptima posición, con 22 puntos, dos por encima del Real Zaragoza, que es quien marca a día de hoy el umbral entre la tranquilidad por la continuidad en el fútbol profesional y el drama de descenso. En la próxima jornada, la vigesimotercera en el Segunda División, el conjunto de la capital de la Plana se desplazará hasta el estadio Juegos Mediterráneos para medirse al Almería, la cita será este sábado 30 a partir de las 21.00 horas.

Ficha técnica:

CD Castellón: Álvaro Campos, Iago Indias, Delgado, Gálvez, Víctor García, Gus Ledes, Carles Salvador, Arturo Molina (Fidalgo, m. 60), Marc Mateu, Rubén Díez (Señé, m. 70) y Cubillas (Zlatanovic, m. 80).

Real Sporting: Cristian Sánchez, Milovanov, Babin, Borja López, Saúl, Cristian (Pedro Díaz, m. 61), Javi Fuego, Cumic (Pablo Pérez, m. 78), Aitor García (Manu García, m. 61), Carmona y Djuka.

Goles: 1-0. Min. 20: Cubillas. 2-0. Min. 53: Gus Ledes.

Árbitro: Moreno Aragón (Colegio Madrileño). Amonestó a los jugadores del CD Castellón Delgado (15’), Carles Salvador (25’) y Iago Indias (43’); así como a los futbolistas del Real Sporting Milovanov (26’) y Pedro Díaz (73’).

Estadio: Castalia (Castelló de la Plana).