Aguilera, del Alcorcón, y Bodiger, del Castellón, pugnan por un balón aéreo durante el encuentro disputado en el Santo Domingo // Foto: LaLiga.

Nwakali da alas al AD Alcorcón y rompe la dinámica del CD Castellón

Aguilera, del Alcorcón, y Bodiger, del Castellón, pugnan por un balón aéreo durante el encuentro disputado en el Santo Domingo // Foto: LaLiga.

Jornada 34.- AD Alcorcón, 2; CD Castellón, 1.

El Alcorcón regresó a la senda de la victoria tras cinco jornadas sin conseguirla cuando más lo necesitaba, en la visita a su campo de un rival directo como el Castellón en una final por la salvación para ambos, más si cabe para los madrileños. Los locales generaron más y mejores ocasiones, con hasta siete disparos a portería, y se avanzaron pronto en el marcador, a los cuatro minutos Xisco puso el 1-0. Sin embargo, el cuadro albinegro igualó en una acción a balón parado por mediación de Lapeña en el ecuador del primer acto. Xisco se topó con la madera antes del descanso pero no así Nwakali, que materializó el tanto del triunfo con un gran lanzamiento de falta. La lucha por ascensos y descensos Segunda División se pone al rojo vivo, con cinco equipo separados por un corto margen de tres puntos, más el Albacete por abajo, y el Logroñés, Real Oviedo y Zaragoza por arriba, con cuatro, cinco y seis puntos de ventaja respectivamente.

El conjunto de la capital de la Plana repitió el mismo equipo titular que ganó en la jornada anterior al Real Oviedo en Castalia, aunque bien es cierto que entraron de nuevo en la citación los delanteros César Díaz y Juanto Ortuño, ya recuperados de sus respectivas lesiones. De este modo el cuadro de Juan Carlos Garrido jugó con un 1-4-2-3-1, con Whalley en portería; Lapeña en el lateral derecho, Víctor García en el izquierdo, y Gálvez y Krhin en el eje de la zaga. Gus Ledes y Señé actuaron en el doble pivote, Rubén Díez partió desde la banda derecha, Marc Mateu desde el perfil zurdo, Bodiger en la mediapunta; y Jorge Fernández como delantero referencia. Por su parte, Anquela sí que cambió piezas en su equipo, que presentó tres novedades, las de Aguilera, Arribas y Xisco, que entraron en el once inicial por Escobar, Gorostidi y Castro. La escuadra madrileña formó con un 1-4-4-2, con Dani Jiménez en portería; Laure, David Fernández, León y Bellvís en defensa; Nwakali y Aguilera en el centro del campo, con Dani Ojeda y Arribas en bandas; y Gual y Xisco como tándem ofensivo.

El partido no comenzó bien para el Castellón. Xisco avisó a los pocos segundos del comienzo con un testarazo que atajó Whalley pero cuatro minutos después ya no hubo aviso. El conjunto madrileño se avanzó en el marcador, un centro de Dani Ojeda desde la banda izquierda lo intentó rematar Marc Gual de espuela pero el cuero le quedó a Xisco en el interior del área y el atacante local, libre de marca al encontrarse Gálvez en el suelo en una posible falta en ataque, superó a Whalley. Con el marcador a favor el Alcorcón se encontró cómodo, Arribas pudo hacer el segundo en un tiro bien dirigido pero que terminó en la grada. Las cosas marchaban de forma diametralmente opuesta en el bando castellonense, pues el equipo sufría en defensa, en el centro del campo el rival le ganaba la partida y apenas le duraba el balón en su posesión, y en ataque se encontraba desaparecido.

Pero cuando el contexto era más incierto para el equipo de Juan Carlos Garrido, en el minuto 22, llegó el gol del empate para el cuadro orellut. Una saque de esquina ejecutado por Rubén Díez lo peinó el local Xisco que ‘asistió’ a Lapeña, éste remató a la red con la testa en el segundo palo. Los alfareros veían como el partido comenzaba otra vez tras fallar donde más erran esta campaña, en la defensa de acciones a balón parado. Los locales buscaron replicar pronto, y cerca estuvieron de lograr el segundo, con un disparo de Xisco, previa asistencia de Marc Gual, pero el meta Whalley salvó el tanto de forma trascendental. El gol del empate, como se vio de ipso facto, no afectó negativamente a los amarillos, que también tuvieron oportunidades de ponerse de nuevo por delante con un tiro de Marc Gual que se marchó al palo y otro de Dani Ojeda que no encontró portería. El Castellón ya no volvió a llegar a la portería rival hasta el minuto 36’, en una rápida transición que aprovechó Jorge Fernández, que se marchó de dos zagueros por piernas pero su remate lo rechazó Dani Jiménez.

En la reanudación comenzó fuerte el Castellón, que pudo consumar la remontada en un remate de Marc Mateu en el segundo palo, previa precisa asistencia de Rubén Díez, pero Dani Jiménez salvó a los locales de encajar el 1-2. Además, el segundo acto tampoco comenzó de forma positiva para el cuadro de Anquela, que vio como Laure, stopper de Marc Mateu en el primer acto, se tuvo que marchar lesionado, por él entró Víctor García, que regresó a una citación. Marc Gual fue quien protagonizó la respuesta local, con una doble oportunidad, primero con un tiro cruzado tras recortar a Gálvez, y posteriormente con una volea al borde de la frontal del área, en la primera acción el cuero no encontró portería y en la segunda apareció Whalley para abortar el peligro con una gran parada. Pese a ello, en la segunda mitad el Alcorcón encontró una mayor dificultad para llegar a la portería contraria debido a un Castellón que se mostró mejor posicionado y ello le llevó a ofrecer menos concesiones.

Pero Alcorcón insistió y al final obtuvo su premio en forma de gol, eso sí, a balón parado. Nwakali asumió la responsabilidad de lanzar una falta localizada a unos 30 metros de la portería y con pierna derecha sorprendió a Whalley, que no pudo alcanzar el cuero pese a su estirada. El gol era importantísimo para los alfareros, que se jugaban la vida en este partido ante el equipo que marcaba la permanencia en la categoría. Tras el gol Garrido hizo movimientos, retiró del campo a un Gus Ledes de más a menos y a un apagado Marc Mateu, dando entrada a César Díaz y a Juanto Ortuño, dos delanteros por un mediocentro y un extremo, cambios ofensivos para buscar, al menos, el empate. Con estas permutas Bodiger retrasó su posición junto a Señé, Jorge Fernández pasó a la banda izquierda, César Díaz se colocó en la derecha y Rubén Díez y Juanto Ortuño arriba. Por cierto, el partido estuvo parado unos minutos antes del doble cambio visitante debido al encharcamiento de un córner fruto de la ruptura de una tubería. Los albinegros debían arriesgar y ello podía aprovecharlo el cuadro local que tuvo la oportunidad para ello a diez minutos de la conclusión, con un disparo de Marc Gual que estuvo a punto de cerrar el partido.

En la recta final el técnico orellut quemó todas las naves metiendo a dos atacantes más como Zlatanovic y Jonatan Soriano, amén del zaguero Iago Indias, se marcharon Krhin, Lapeña y Señé. El Castellón pasó a jugar con defensa de tres y con un tridente ofensivo compuesto por Juanto, Zlatanovic y Soriano, amén de contar con hombres de claro cariz ofensivo en la medular como Rubén Díez, Jorge Fernández y César Díaz. Más artillería imposible. Xisco vio puerta en la jugada que pudo suponer el 1-3 y con ello la sentencia, pero su disparo a la media vuelta fue anulado al partir de una posición previa de fuera de juego. Si los visitantes hacían cambios ofensivos los locales los hacían defensivos para guarecer la línea de retaguardia, por este motivo entraron Castro y Juanma por Aguilera y Marc Gual. La escuadra alfarera supo jugar los últimos minutos del duelo con oficio parando el partido y congelando el juego, amén de realizar otra doble permuta para frenar el ritmo del choque, con las entradas de Barbero y Gorostidi por Xisco y Nwakali. Iago Indias tuvo la última para los de La Plana a la desesperada, en un remate de cabeza que fue fuera por muy poco pero el marcador ya no se movió. Hoy le tocó cruz al Castellón.

Con este triunfo el Alcorcón se coloca a un punto de la permanencia en Segunda División, una permanencia que marca el propio Castellón, con un punto de ventaja sobre los puestos de descenso, que ve rota su dinámica de mantener la portería imbatida en los últimos tres desplazamientos y vuelve a caer después de sufrir una sola derrota en los postreros siete envites. En la próxima jornada el Castellón recibirá al Mallorca, un rival que busca recuperar su plaza en Primera División, en Castalia, la cita será este sábado (16.00 horas). En cambio, el equipo de Anquela se desplazará al campo de un rival directo en la pugna por eludir el descenso de categoría, los madrileños jugarán en el Anxo Carro frente al Lugo, también el sábado (14.00 horas).

Ficha técnica:

AD Alcorcón: Dani Jiménez, Laure (Víctor García, m. 50), David Fernández, León, Bellvís, Nwakali (Barbero, m. 93), Aguilera (Castro, m. 87), Dani Ojeda, Arribas, Marc Gual (Juanma, m. 87) y Xisco (Gorostidi, m. 93).

CD Castellón: Whalley, Lapeña (Jonatan Soriano, m. 82), Gálvez, Krhin (Iago Indias, m. 84), Víctor García, Gus Ledes (Juanto, m. 76), Bodiger, Jorge Fernández, Marc Mateu (César Díaz, m. 76), Señé (Zlatanovic, m. 82) y Rubén Díaz.

Goles: 1-0. Min. 4: Xisco. 1-1. Min. 22: Lapeña. 2-1. Min. 73: Nwakali.

Árbitro: Prieto Iglesias (Colegio Navarro). Amonestó a los futbolistas del Alcorcón Dani Ojeda (61’), Víctor García (64’), Marc Gual (83’) y Dani Jiménez (96’); así como a los jugadores del Castellón Marc Mateu (10’) y Iago Indias (84’). Además, expulsó el segundo entrenador del Castellón Mario Rosas (97’).

Estadio: Santo Domingo (Alcorcón, Madrid). Sin público.

Incidencias: Partido disputado a puerta cerrada como medida sanitaria por la pandemia del Covid-19. El encuentro se paró cinco minutos en el 75′ debido al encharcamiento en la zona de un córner a causa de una avería en una tubería. Temperatura, 14º C.