Alessio Lisci habla con sus jugadores en el Estadio Camilo Cano.

El Atlético Levante aumenta su buena racha ante el Atlético Mancha Real

Alessio Lisci habla con sus jugadores en el Estadio Camilo Cano.

Segundo triunfo consecutivo del Atlético Levante en un campo siempre complicado como el del Atlético Mancha Real. El filial granota aprovechó mejor sus oportunidades para derrotar por la mínima a su rival y regresar a Valencia con tres puntos más bajo el brazo. El tanto de Toni Herrero nada más comenzar el segundo tiempo hizo que el conjunto local fuese a contracorriente durante la última media hora de juego. Con este resultado desfavorable, los de Pedro Bolaños no pudieron darle continuidad a la buena dinámica que parecían iniciar después de vencer en el Municipal de la Juventud a la UD Yugo Socuéllamos días atrás.

Durante el primer tiempo, el dominio estuvo muy repartido. El Atlético Mancha Real no produjo tanto en ataque como en otras ocasiones, si bien disfrutó de algún acercamiento sin demasiado peligro. Urko Arroyo y Juanma fueron los encargados de poner a prueba a Picón, mientras que Juanca no pudo aprovechar un contraataque claro para haber hecho el 1-0. El ’16’ perdonó un momento después de que el equipo de Lisci estampase el cuero en el poste. Fue Relu quien desde el interior del área aprovechó un balón muerto para probar suerte. Posteriormente, Joseda y Antonio Leal generaron cierto nerviosismo con dos aproximaciones, aunque Lopito no se vio obligado a intervenir.

Fue en el segundo tiempo donde se abrió el marcador. Después del paso por los vestuarios, el conjunto levantinista avisó a la primera de cambio con un buen chut de Raúl Alcaina que limpió el travesaño. Este lanzamiento del delantero iba a ser el preludio del 0-1, que llegó a los pocos minutos. El gol fue obra de Toni Herrero. El ’12’ intuyó muy bien la peinada de Antonio Leal para asestar el primer y único golpe de la mañana. A raíz del gol visitante, el Atlético Mancha Real no tuvo más remedio que adelantar unos metros su posición para ir en busca del empate. El Atlético Levante, a su vez, elevó el nivel de intensidad en defensa, frenando las evoluciones de su oponente con faltas merecedoras de tarjeta.

Carlos Giménez, que fue uno de los amonestados en el primer cuarto de hora del segundo tiempo, vio la segunda cartulina a diez minutos del término del encuentro. El equipo de Bolaños apuró sus opciones de empatar en superioridad numérica, pero el orden defensivo del filial hizo posible que Picón mantuviese nuevamente su portería a cero. 0-1 final y tres puntos para un Atlético Levante que se sitúa a un paso del playoff con 16. Por su parte, el Atlético Mancha Real se mantiene con 12 puntos en 13ª posición.