Guti, Marín y Boix recuerdan el histórico ascenso del Atlético Saguntino

El primer ascenso del Atlético Saguntino a Segunda B quedó grabado para siempre en el corazón de los romanos. Tras el buen resultado del partido de ida, en casa, la visita a Calahorra casi se convierte en pesadilla. El equipo no sufrió en exceso durante el encuentro, pero los últimos minutos dos goles de los rivales igualaron la eliminatoria. Y tras una prórroga con polémica llegaron los penaltis que decidieron que los romanos debían ser de categoría superior.

Unos 600 aficionados acompañaron al Atlético Saguntino para apoyar a sus jugadores en una cita histórica para el club. Es cierto que en los primeros minutos se tuvo ese susto de aquel gol anulado al Calahorra, pero luego el equipo entrenado por David Gutiérrez “Guti” supo aguantar el dominio de los locales sin excesivos apuros. La fuerte lluvia comenzó a ser la protagonista, y cuando parecía que el Saguntino estaba a punto de celebrar el ascenso, dos goles en el tiempo de añadido llevó la locura al campo de La Planilla, la eliminatoria se había igualado.

El Atlético Saguntino logró a finales de mayo de 2016 su primer ascenso a Segunda B, tras un partido que terminó en locura en Calahorra

En la prórroga se podía esperar un Saguntino hundido por ese golpe anímico de ver como el ascenso se le escapaba por dos goles en apenas dos minutos, pero no, los romanos resurgieron. En estos minutos de juego fueron mejores, y contaron con dos goles que les anularon, de forma muy injusta según recuerdan los jugadores de aquella plantilla. Y luego llegaron los penaltis decisivos, y ahí el Atlético Saguntino logró tras mucho sufrimiento su primer ascenso al fútbol de bronce.

Recordamos con el entrenado de aquel equipo, Guti, y con dos jugadores que estuvieron presentes en Calahorra, Miguel Ángel Marín y Sergio Boix, aquella cita inolvidable en la historia de este club de Sagunto.

Guti: “Creo que en general fuimos superiores al Calahorra, y después de ese golpe de recibir dos goles al final el equipo supo reaccionar y estar bien en la prórroga”

P. ¿Cómo recordáis aquel encuentro en Calahorra?  

Guti: “Recuerdo que fue una locura de partido. Durante los casi 90 minutos fue un encuentro tranquilo para nosotros, donde no pasó gran cosa. Nosotros pensábamos que teníamos el partido y la eliminatoria en el bolsillo, y en dos minutos nos marcaron dos goles, y si llegan a contar con un minutos más la sensación es que estábamos muertos. Pero creo que en general fuimos superiores al Calahorra, y después de ese golpe de recibir dos goles al final el equipo supo reaccionar y estar bien en la prórroga. Nos anularon dos goles legales y en los penaltis nos llevamos el ascenso. Pasó de todo, y lo celebramos como pudimos, porque cayó el diluvio universal.

Marín: “Todos teníamos el presentimiento que el Saguntino iba a ganar esa eliminatoria por todo el año que habíamos hecho, como local, si no recuerdo mal sólo empatamos un partido y el resto lo ganamos. Nosotros eramos un equipo muy fiable, y teníamos cogida la medida del campo y lo jugadores sabían en todo momento lo que debían hacer. Allí en Calahorra la cosa cambiaba porque siempre metían goles, habían marcado cuatro, cinco, o  hasta seis goles como local ese año”.

David Gutiérrez, “Guti”, fue el técnico que dirigió al Atlético Saguntino a su primer ascenso a Segunda B. Foto: FFCV.

“Ellos eran un muy buen equipo, pero nosotros defensivamente éramos un bloque y difíciles de sobrepasar. No sé lo que pasó del minuto 91 a 94, encajamos dos goles, yo miraba el marcado y veía el minuto 114 y la verdad es que no me lo creía, teníamos las caras desencajadas, estábamos incrédulos… Lo mejor que nos pudo pasar es que pitara el final e ir a los penaltis, tras una expulsión y anulándonos dos goles en la prórroga, un gol no era pero el otro sí. Los penaltis nos los regalaron ellos, ya que ellos tiraron tres fuera, y uno se lo paramos. Nosotros los metimos con Salinas, Lois, Pablo Vidal lo falló, y no dio tiempo a más porque el último ¡lo paró Lluna! ¡Qué locura!

Boix: “Ellos empezaron con un ritmo alto, después de nosotros ganar en casa por 2 a 0 en la ida era lo previsible. Conforme pasaron los minutos el equipo se quitó la presión y tuvo alguna ocasión para encarrilar la eliminatoria. Y lo que no pasó en todo el año porque éramos un equipo muy serio a nivel defensivo, pues nos marcaron dos en el descuento. En la prórroga nos anularon dos goles, y no expulsaron a un jugado por equipo. Y llegaron los penaltis que los lanzamos con el corazón en un puño, recuerdo que estábamos más nerviosos los que no los tirábamos. Recuerdo a Beni y a mi llorando antes de que se tirara el último (sonríe). Éramos un equipo que nos gustaba ganar sufriendo, eso nos hacía más fuertes pero no hacía falta el haber llegado a ese punto (sonríe).

Marín: “Nuestro lema era que cuando se ganaba se celebraba y fue un año redondo en todos los aspectos futbolísticos, ¡ganábamos todos y celebrábamos todos!”

P. ¿Cual fue la clave de aquella temporada tan buena del equipo?

Guti: “El equipo creyó desde el minuto uno en sus posibilidades. Después de una mala pretemporada, donde no ganamos ningún partido el equipo fue creciendo con el paso de las jornadas. Aquel era un equipo muy competitivo que poco a poco se fue formando una gran familia. Es un tópico pero con los resultados positivos pues todo se hace más fácil, y sobretodo, se generó una comunión entre la plantilla tan competitiva y una afición que nos apoyó mucho. De los 19 partidos oficiales que jugamos en nuestro estadio ganamos 17, y empatamos contra el Castellón que estaba arriba y el Benigánim último. Esto te dice de la fortaleza del equipo y la afición, nosotros deseábamos cada semana volver a jugar en nuestra casa”.

Miguel Ángel Marín, el actual jugador del Saguntino formó parte de aquella plantilla que pasó a la historia del club.

Marín: “Teníamos un equipo muy compacto y muy completo en todas las posiciones del campo. Todos sabíamos a qué se jugaba y dominábamos mucho el juego cuando no teníamos el balón, y cuando lo teníamos el equipo cambiaba por completo. Al final es ir todos a una y seguir una línea todos unidos”.

Boix: “Todos íbamos a muerte a por un mismo objetivo. Nosotros sabíamos a lo que jugábamos, y cada uno hacía su función sin hacer más de lo que tocaba. Y todo esto con jugadores determinantes que te daban ese plus, jugadores competitivos que a parte de eso éramos amigos, y eso ayudaba a conseguir los resultados”.

Boix: “Cuando llegábamos en el bus al campo ver a toda nuestra afición allí nos hizo emocionarnos. Entonces sabíamos que estábamos a un paso de hacer historia y no podíamos dejarlo escapar”

P. ¿Alguna anécdota que recuerdes de la celebración?

Guti: La verdad que pasó de todo. Recuerdo cuando volvimos a Sagunto la gran celebración que disfrutamos, era la primera vez en la historia que el Saguntino había quedado campeón de Tercera División. Recorrimos con una rua Sagunto y el Puerto, y recuerdo la satisfacción de poder ayudado a dar ese paso al fútbol profesional a muchos jugadores que les cambió la vida ese ascenso. Por ejemplo, a Fran Gámez ahora en el Mallorca. Una anécdota, por ejemplo, cuando a Reyes le llamaron de una radio. Le preguntaron sobre qué había sentido al marcar un gol tan importante en la tanda de penaltis, cuando él no había lanzado ni uno. Y él empezó a hablar de cómo se había sentido al lanzarlo, de cómo lo había lanzado… y mientras todos lo escuchábamos explicarse sorprendidos (risas).

Marín: Me hizo mucha gracia que cuando nos subimos al bus para volver a Valencia el bus parecía un entierro de las subidas y bajadas de emociones que tuvimos durante el partido. El cuerpo de cada uno se quedó “ko” (fundido). Solo se gritaba y cantaba, David Fas con cerveza en mano (sonríe). Nuestro lema era que cuando se ganaba se celebraba y fue un año redondo en todos los aspectos futbolísticos, ¡ganábamos todos y celebrábamos todos! Imagina si celebramos ese año…

Boix: “Si, recuerdo la locura del autobús (sonríe), y que empezó a diluviar al terminar los penaltis. También de aquellos días destacaría cuando vino el Frente Romano a cantarnos al hotel, y cuando llegábamos en el bus al campo ver a toda nuestra afición allí pues eso nos hizo emocionarnos. Entonces sabíamos que estábamos a un paso de hacer historia y no podíamos dejarlo escapar”.

Y no lo hicieron. Ahora hacer cuatro años el Atlético Saguntino protagonizó una gran hazaña, lograron su primer ascenso a Segunda B, con un partido y unas celebraciones posteriores que siempre se recordarán.

 

.

Deja un comentario

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu nombre.
Por favor, introduce un comentario.

[td_block_golsmedia_lo_mas_leido title="Lo más leído" range="weekly" first_post_large="yes" golsmedia-lazy-load-cache-id="golsmedia-block-uid__post__mobile__after_1_post__lo-mas-leido"] [golsmedia_responsive_ad adsense_banner_size_mobile="300x250" adsense_config_mobile="show-always" box_config_mobile="no-show" class="td_block_golsmedia_ad td-pb-border-top td_block_template_5 td_module_wrap"] [td_block_golsmedia_encuestas widget_title="Encuestas"] [td_block_golsmedia_futbol_tele_hoy widget_title="Fútbol en la tele hoy"]