Un jugador CD Leganés pasa el balón durante un partido. Foto: CD Leganés.

El CD Leganés B busca equilibrio: ¡Es el mejor y el peor filial de Segunda RFEF!

Un jugador CD Leganés pasa el balón durante un partido. Foto: CD Leganés.

Los equipos filiales siempre han destacado por ser poderosos en casa. Acostumbrados a sus campos de césped natural en perfecto estado, sufren cuando tienen que atrincherarse en terrenos de juego pequeños y peor acondicionados que los suyos. El CD Leganés ‘B’, que alcanzó la segunda RFEF después de unos resultados inmejorables en Tercera División, estuvo diez semanas consecutivas sin perder delante de su afición. Sin embargo, lo que sorprendió del conjunto dirigido por Carlos Martínez fue su capacidad para adaptarse a todo tipo de situaciones.

el conjunto de carlos martínez ya demostró en 3ª división que era capaz de ganar fuera de la ciudad deportiva

Y eso es algo que los entrenadores valoran mucho. A la mayoría, cuando les preguntas qué versión esperan de su equipo, responden que aquella que les permita ser competitivos en cualquier contexto. Fíjense. Son algunas de las palabras que más repiten. Todos saben que dominar los partidos está muy bien, y hacerlo con un fútbol vistoso y divertido tanto para los jugadores como para el espectador es un objetivo que se persigue día tras día. No obstante, en el mundo del fútbol lo que mandan son los resultados. Tres puntos valen lo mismo contra el líder y contra el colista. Lo mismo en casa que fuera de ella.

Aunque es verdad que muchos se refugian en que han de hacer de su estadio un fortín, la realidad es que la motivación y el orgullo que significa ganar a tu rival en su estadio es algo difícil de describir. Y el CD Leganés ‘B’ conoce muy bien esa sensación. La temporada pasada consiguió un total de nueve triunfos a domicilio. Si disputó un total de trece, saquen sus propias conclusiones. Carlos consiguió que su equipo fuese igual o incluso más implacable lejos de la Ciudad Deportiva. Un total de seis meses estuvieron los blanquiazules sin caer derrotados como visitantes.

es el mejor filial visitante junto al rayo cantabria, y también el peor local

No es casualidad entonces que el filial pepinero sea ahora el mejor filial de toda la Segunda RFEF en ese apartado. Comparte reconocimiento con el Rayo Cantabria y el Osasuna Promesas, que son los otros que también han sumado siete puntos. Además, ningún otro equipo del Grupo I ha sido capaz de sumar tantos puntos fuera de casa. Equipos como el Real Avilés y el Salamanca UDS se quedan en seis, con uno más que el Pontevedra CF y el Unión Adarve. Ahora bien, si utilizamos la lupa con la que hemos ojeado sus estadísticas a domicilio para ver sus datos en casa, nos daremos cuenta de que no hay motivos para sacar pecho.

La realidad es que el CD Leganés únicamente ha sumado un punto sobre doce en casa. Demoledor. Solo el Recreativo Granada se acerca a ese peligroso apunte. El filial nazarí suma dos. Otros como el Logroñés B, la Real Sociedad C, el Cádiz B o el Espanyol B mejoran estos registro alcanzando cotas más altas. Veremos si el equipo encuentra un equilibro entre sus dos versiones. Entre el yin y el yang.