Juanjo Estévez da indicaciones a un compañero durante un partido con el Real Aranjuez CF. Foto: Real Aranjuez CF.

Un jugador de Preferente deja el fútbol por un problema de salud

Juanjo Estévez da indicaciones a un compañero durante un partido con el Real Aranjuez CF. Foto: Real Aranjuez CF.

Llegó este verano procedente del CD Sitio con un único objetivo en mente, abandonar de una vez por todas las lesiones que había ido arrastrando anteriormente y encontrarse a sí mismo. Esas fueron las palabras de Juanjo Estévez el día que por primera vez se enfundó la camiseta del Real Aranjuez CF, equipo que actualmente milita en la Regional Preferente madrileña. Sonriente e ilusionado le transmitió a la afición que este podría ser un gran año. Sin embargo, su situación ha dado un giro de 180º en estos dos meses que han pasado. Como bien ha contado el club a través de sus redes sociales, el centrocampista se despide del fútbol. Y no es un hasta pronto, sino un adiós definitivo.

juanjo estévez, jugador del real aranjuez, padece con 20 años necrosis avascular

Los médicos le han dicho que “padece necrosis avascular“. Se trata de una lesión a partir de la cual muere el tejido óseo, a causa de una reducción o incluso retención del suministro de sangre a los huesos. Aunque suele darse en adultos de entre 40 y 50 años, Juanjo ha tenido la mala suerte de sufrirla con apenas 20 años. El jugador, que tenía más de diez años por delante, se ha visto obligado a dejarlo en contra de su voluntad. Según expone el Real Aranjuez, ayer fue el día en el que se lo comunicó en el vestuario al resto de la plantilla, que seguro se quedó muy sorprendida por la gravedad del asunto.

Él mismo hizo pública su situación a través de un comunicado en las redes sociales que comienza así:

“Después de más de un año de sufrimiento me han dado la peor noticia que le podían dar a un amante del fútbol: tienes que dejarlo. Llevaba tiempo con molestias en el aductor y la zona de la rodilla. Y tras mucho tiempo de pruebas, técnicas, distintos fisios y sobre todo dolor, se sabe que tengo necrosis avascular. Es duro saber como te quitan tan pronto algo que te ha dado tanto en la vida y algo a lo que le has dedicado la mayor parte de tu vida. Todos los que me sigáis y seáis futbolistas u os guste por mínimo que sea este deporte, sabéis que el fútbol te da lo mejor cuando peor has estado. Te ayuda a evadirte de tus problemas diarios, a conocer a nuevas y maravillosas personas, te da la oportunidad de luchar por un sueño, y lo más importante, te hace disfrutar.”

“soy un chaval normal al que le acaban de quitar un cachito de su corazón”

Juanjo recalca que no es “ningún influencer, ni ninguna persona conocida, soy un chaval normal al que le acaban de quitar un cachito de su corazón y el sueño que tenía desde niño, que era ser jugador de fútbol.” Tras lo ocurrido, el joven anima a la gente a perseguir sus sueños y a apoyarse en sus seres queridos: “Como chaval normal y desde la sinceridad, me gustaría deciros a todxs aquellxs que estáis luchando por algo en la vida, que sigáis, que nunca os deis por vencidos y que siempre deis lo mejor de vosotrxs. Disfrutad cada pasito del proceso, que vayáis de la mano de los que más os quieren y que no dudéis en acudir a ellos cuando peor estéis. Y que si aún con esas, no habéis conseguido lograr vuestros sueños o metas, no pasa nada, se ha intentado y hay que estar orgullosx.”

Para finalizar, Juanjo agredece de corazón el apoyo que le han brindado todas las personas que siempre están a su lado: “De verdad que es un palo todo esto, pero no hay mal que por bien no venga. La vida es muy jodida, muy injusta, pero estad seguros de que si estáis pasando por un mal momento, pronto os llegará algo que os recompense por todo lo pasado. Quiero terminar ya diciendo para las personas que me siguen y siempre han estado ahí, que millones de gracias, que esto no es nada y que de todo se sale. Ahora solo queda continuar por nuevos caminos y volver a disfrutar de ese proceso para lograr otros muchos sueños nuevos.” Con un “Hasta pronto, amiga” se despide de la pelota, esa que le ha acompañado durante buena parte de su vida.