El COVID19 funciona como un equipo de fútbol

Según una publicación compartida por Infobae, teniendo en cuenta la investigación efectuada por un profesor de Biotecnología de Coronavirus en el Campus Internacional para la Seguridad y Defensa (CISDE) de España, el COVID19 funciona de la misma manera que un equipo de fútbol. 

El virus sigue adaptándose al ser humano. Esta afirmación es obvia para los virólogos y más en el caso de este peligroso virus que ha mutado en Reino Unido y Sudáfrica. En el análisis se explica que el coronavirus realiza el mismo patrón que sigue un entrenador de fútbol a la hora de confeccionar su alineación.

“Cada partido se elige una serie de jugadores: la alineación ideal. Son los que más juegan y representan la secuencia genética maestra. Sin embargo, una lesión o una sanción requieren reestructurar el equipo cambiando algún jugador y probar con alineaciones distintas, que representan los mutantes minoritarios”, reza la analogía.

Una lesión o una sanción requieren reestructurar el equipo que representan los mutantes minoritarios

“Con el tiempo, es posible que los demás equipos aprendan a contrarrestar la alineación ideal. Por tanto, el entrenador deberá sustituir la alineación ideal por alguna de las alineaciones distintas probadas previamente. Esto equivale a la aparición de una variante genética, como la británica y la sudafricana, que se extienden más rápidamente, dado que ganan más partidos”, continúa.

Un balón con una mascarilla para evitar el contagio por COVID19.

Por ejemplo, si una persona está infectada con un millón de partículas virales, en 999.000 hay una secuencia genética maestra (la alineación titular). Pero las otras 1.000 partículas virales tendrían mutaciones adquiridas por fallos en la replicación viral. Es ahí donde entrarían a jugar los suplentes debido a las lesiones, siguiendo la analogía futbolística.

El entrenador deberá sustituir la alineación ideal por alguna de las distintas alineaciones probadas previamente

Por esta razón, las secuencias mutantes de reserva se van ganando el sitio, en detrimento de las partículas con fallos. Así pues, se establece una nueva secuencia maestra que sigue viajando con muchas secuencias mutantes y esta puede ser más contagiosa que la anterior, que es precisamente lo que está ocurriendo con la nueva cepa británica.

¿Podrán las vacunas con la nueva alineación?

Un estudio italiano demuestra la capacidad del COVID19 de adaptarse en cultivos celulares a estos anticuerpos. Por tanto, los especialistas consideran muy importante vacunar rápidamente para evitar más mutaciones que no puedan ser detenidas por las fórmulas actuales de las vacunas (para evitar que el entrenador haga más cambios cuando vea que va a perder el partido).

De momento no parece haber problema con las mutaciones de Reino Unido y Sudáfrica. Pero será necesario una rápida vacunación para que no aparezcan variantes que estén lo suficientemente evolucionadas para que las actuales vacunas no les afecten. El virus siempre intentará ganar el encuentro con una nueva alineación.