Los jugadores del Brentford levantan la copa y celebran el ascenso. / Foto: Twitter.

Brentford FC, el club del 'Big Data' y el 'Moneyball' llega a la Premier

Los jugadores del Brentford levantan la copa y celebran el ascenso. / Foto: Twitter.

El Brentford Football Club es equipo de Premier League. Han tenido que pasar 74 años para poder decir esta frase. Pero por fin los ‘Bees‘ (las abejas) regresan a la máxima categoría del fútbol inglés al quedar terceros en la Championship y derrotar en la final del play-off de ascenso al Swansea. Su triunfo es también el de un nuevo modelo en el fútbol que ha llegado para quedarse. El fútbol basado en las estadísticas, o lo que es lo mismo, en el ‘Big Data‘. ¿Recuerdan la famosa película protagonizada por Brad Pitt de título ‘Moneyball‘? Su similitud es más que evidente.

El club lleva trabajando bajo el paraguas de los datos varios años y cada temporada ha sido un poco más fuerte. El pasado curso ya se quedó a las puertas del ascenso al caer en la final de la promoción ante el Fulham. En esta ocasión no han fallado y el próximo curso competirán con los mejores equipos de Inglaterra, algo que no sucedía desde 1947. En el conjunto inglés militan dos jugadores españoles, el portero David Raya (Barcelona) y el delantero Sergi Canós (Nules, Castellón). Los dos se formaron en canteras de clubes de Inglaterra (Blackburn y Liverpool) y llegaron al Brentfort con 23 y 20 años respectivamente.

El modelo de fútbol del Brentfort está basado en las estadísticas y también es un caso similar al de la película protagonizada por Brad Pitt

El éxito de este club radica en el ‘Big Data‘. La inteligencia de datos cada vez es más utilizada en el deporte y en especial el fútbol. Hay que recordar el curioso caso de Kevin de Bruyne, quien este año ha conseguido una renovación al alza al demostrar (gracias al cruce de datos) cómo sería el Manchester City sin él y cómo podría ser con él en las próximas temporadas. Además, el belga no necesita representante.

El Brentford es el máximo exponente de este modelo vanguardista en la actualidad, pero no el único. Muchos clubes tienen ya un departamento de tecnología analítica y deportiva. En España, Monchi, director deportivo de Sevilla, está considerado un gurú de los análisis de datos. El conjunto hispalense se ha hecho grande y ha ganado títulos gracias a este modelo basado en comprar barato y vender caro cuando ya se ha amortizado.

Cada vez más clubes tienen un departamento de tecnología analítica y deportiva

Matthew Benham, propietario del club desde hace diez años y exempleado de banca, es el gran artífice del exitoso modelo del Brentford. El empresario se dio cuenta de que para competir con los más grandes necesitaba dar un giro al modelo deportivo. Eliminó las categorías inferiores porque eran deficitarias y se centró en construir un buen filial que pudiera nutrir al primer equipo con jóvenes promesas de entre 17 y 20 años pero que, por edad, pudiera vender ante el interés de los grandes y no marcharse gratis (no pueden firmar contratos a menores de 17 años). Aquí está la clave de todo. Vender y generar ingresos para poder invertir en construir un primer equipo más competitivo.

Que las estadísticas y las matemáticas servían en el fútbol es algo que Benham ya pudo comprobar en el FC Midtjylland danés, club que también es de su propiedad. El club nórdico conquistó tres campeonatos seguidos y quiso replicar el modelo en el Brendfort contratando licenciados en matemáticas para analizar datos de jugadores a nivel mundial. El objetivo era detectar los talentos que estaban pasando desapercibidos para otros clubes. Jugadores que militan en ligas menores y todos menores de 20 años. Pero no solo eso, también analizan desde qué parte es más probable que entre un disparo de un delantero y le piden que no tire desde posiciones menos ventajosas.

El propietario del club, Matthew Benham, replicó el modelo utilizado en su otro club, el Midtjylland danés, de analizar los jugadores destacados menores de 20 años de ligas menores

El Brentford es un club de una pequeña localidad a 45 minutos en coche del centro de Londres. Su plantilla está plagada de jugadores daneses, finlandeses o islandeses; así como de futbolistas descartados por grandes clubes como Chelsea, Manchester City o Celtic de Glasgow.

En ‘Moneyball’ se cuenta la historia de Billy Beane, quien construyó con un programa informático un equipo competitivo con menos recursos económicos que sus rivales e hizo de los Athletics de Oakland campeones. Matthew Benham, quien se hizo multimillonario gracias a las casas de apuestas, sería en el fútbol lo que Billy Beane fue en el béisol, o lo que es lo mismo, el personaje de Brad Pitt en la famosa película.

Gracias a las estadísticas saben qué futbolistas menores de 20 años tienen potencial y analizan por qué todavía no lo ha explotado. Buscan cómo hacerlo crecer y revalorizarlo. Un ejemplo es Maupay, jugador que compró el Brighton por 19,8 millones de libras y que llegó al Brentford por solo 1,5 desde la segunda división francesa. Pero este es solo uno de muchos casos. Y así se ha hecho grande el humilde Bretfort FC.