Pablo Roig, Álex Sánchez y Fran Sol son futbolistas que han escrito un libro, unos apasionados al fútbol y a la literatura. Foto: Instagram Álex Sánchez y Fran Sol.

Futbolistas y ¡escritores! Pablo Roig, Álex Sánchez, Fran Sol...

Pablo Roig, Álex Sánchez y Fran Sol son futbolistas que han escrito un libro, unos apasionados al fútbol y a la literatura. Foto: Instagram Álex Sánchez y Fran Sol.

En el fútbol británico son mucho más populares las biografías o relatos de futbolistas que se atreven a contar sus hazañas deportivas, su crecimiento en el fútbol, e incluso sus malos momentos en papel para que sus aficionados les conozcan más en profundidad. En el fútbol español ha habido algunos casos, como Joaquín y su libro “Vivir con Arte”. Además de estas más mediáticas publicaciones varios futbolistas se han atrevido con relatos más profundos, incluso con novelas de ficción o poesía. Lo repasamos a continuación.

Álex Sánchez, Fran Sol, José Antonio Sánchez, Pablo Roig… futbolistas y escritores (o escritores y futbolistas)

Álex Sánchez (jugador de la SD Ejea formado en el Real Zaragoza) cuenta en su libro “Al alcance de la mano” su historia, la de un luchador en la vida y en el deporte. En una entrevista en Golsmedia nos explicaba como descubrió que ganar “es vencerse a uno mismo”, y su relato nos permite ver cómo se puede afrontar una discapacidad sin dejar de pelear por tus sueños, y qué se siente cuando debutas en el club de tu infancia (un sueño cumplido).

Álex Sánchez ejea
Álex Sánchez, en la presentación de su libro: “La vida al alcance de la mano”. Foto: Toni Sorrano Sport.

Otro jugador que se ha atrevido con escribir un libro ¡nada fácil! ha sido Fran Sol. Este prometedor futbolista surgido de la cantera del Real Madrid y que ha jugado en Lugo, Oviedo, Villarreal, Willem II, Dinamo de Kiev, escribió en el 2020 una ¡novela de ficción! Su título es “Madrid 2035” y trata sobre un ex deportista de élite que a través de varias aventuras va adquiriendo lecciones de vida, enseñanzas. Un viaje al futuro donde relata algunos hechos autobiográficos reales, y otros que son ficción.

José Antonio Sánchez soñaba con ser futbolista, mientras avanzaba en las categorías inferiores del Málaga CF. En una entrevista en el Diario Sur relataba como dejó escapar un tren que le podía haber llevado más lejos en el fútbol, una oferta del Lorca en Segunda B pero entonces no quería alejarse de su hogar y de su por entonces novia. Sus años de fútbol fueron sobre todo en El Palo. Él escribió un libro llamado “Me abrazo sin avisar”, una historia de amores y desamores que desarrolló en papel tras su inicial éxito en redes sociales con sus relatos en ellas.

Pablo Roig: “Leer influye de una forma significativa a la hora de entender y jugar el fútbol”

Otro futbolista que ha dejado huella además de en el césped también en la literatura ha sido Pablo Roig, el joven jugador del filial del CD Castellón. “A mi primer amor decirle que han habido otros, aunque sospecho que han sido para poder olvidar el nuestro. Porque yo no soy, y supongo que tampoco seré, capaz de hacerlo”, así se expresa en su libro de poesía “Desde la Azotea“.

Pablo Roig
Pablo Roig en un partido con el CD Castellón B.

Golsmedia ha contactado con él para descubrir cómo surgió en él esa pasión por la lectura que hoy, su día, el Día del Libro, ensalzamos. Esto nos responde él: “Mi afición a la lectura, y consecuentemente a la escritura, nace sin duda por contagio. Crecer rodeado de libros, la biblioteca de mi padre, te convierte inevitablemente en alguien curioso. Esa curiosidad es alimentada por cada libro que te lleva hasta el siguiente y al siguiente. Esto no es un apartado separado de mi vida, sino que se traslada a la cotidianidad, al fútbol. Leer influye de una forma significativa a la hora de entender y jugar el fútbol”.

desde la azotea
“Desde la Azotea”, libro de Pablo Roig. Foto: Instagram Pablo Roig.

Pablo nos detalla a continuación como esa afición o pasión por la lectura se transformó en su primer libro: “La escritura surge de una forma paralela, pero distinta. De todas aquellas ideas que iba recopilando gracias a la lectura empecé a hacerlas mías de alguna forma. Es decir, esta vez era mi voz no la de otro quien exponía, así que empecé poner en palabras las cosas que me pasaban, como me sentía, reflexiones que se me ocurrían. Ese hábito llevo a un progreso estético, ya no solo importaba como lo decía si no como lo decía. Entonces, tuve la impresión de que todo aquello podía resonarle a alguien, ya que era, en ese momento, otro joven más con sus sueños y sus miedos”.

Miguel Delibes: “ni la natación, ni la bicicleta, ni la caza tiraron de mí con la fuerza con que lo hizo el fútbol a los ocho o nueve años”

“He venido a hablar de mi libro” dijo el escritor Francisco Umbral en una recordada entrevista en televisión hace un tiempo, pues para evitar que Pablo pueda decirnos lo mismo le hemos pedido que nos describiese su obra: “Desde la azotea”, y esto nos ha expuesto: “Trata sobre eso exactamente que he comentado antes, de un chico que se abre a contar de forma sencilla y juvenil las cosas que le suceden. Para ese maremoto emocional creo que el medio más adecuado es la poesía, la cual ya inspiraba desde hace tiempo mis lecturas”.

Futbolistas ¡y escritores! o escritores ¡y futbolistas!, no sabría que palabra poner antes que la otra. Lo cierto es que al parecer estos dos mundos que muchos pensaban que podían estar lejanos parecen más próximos. La Real Federación Española de Fútbol en una publicación recordaba que grandes escritores fueron jóvenes futbolistas. Un ejemplo todo un Premio Nobel Camilo José Cela que disfrutaba de este deporte, y del piragüismo, judo e hípica en su juventud. Otro fue Miguel Delibes que contó que pidió a su padre el hacerle socio de un recién nacido Real Valladolid Deportivo y en un escrito destacó: “ni la natación, ni la bicicleta, ni la caza tiraron de mí con la fuerza con que lo hizo el fútbol a los ocho o nueve años”. Futbolistas ¡y escritores! o escritores ¡y futbolistas!