Los blanquiverdes celebran uno de los tantos en la mañana de ayer. Foto: Córdoba CF.

El hilo de esperanza cordobesista está en el futuro

Los blanquiverdes celebran uno de los tantos en la mañana de ayer. Foto: Córdoba CF.

No corren buenos tiempos para el Córdoba CF. El primer equipo blanquiverde tendrá que conformarse el año que viene con disputar la Segunda RFEF tras un año raro. Con hasta tres entrenadores en el banquillo del Nuevo Arcángel la plantilla no ha sido capaz de dar el salto a Primera RFEF y se quedó a las puertas, viendo como Balona y Sevilla Atlético copaban las dos plazas que daban acceso a la nueva competición.

Ese no ascenso ha tenido a un gran perjudicado. El filial blanquiverde si ha estado a la altura de las circunstancias y es el principal hilo de esperanza de los aficionados. Los cordobesistas cerraron la temporada goleando por 8-2 a Los Barrios pero, a pesar de ser campeones de la fase intermedia, no podrán disputar los playoffs de ascenso a la Segunda RFEF al ser la competición donde jugará su primer equipo.

el gran año del filial blanquiverde es uno de los pocos hilos de esperanza para los aficionados cordobesistas

Germán Crespo, que en las últimas jornadas se encargó del primer equipo, vivió el último partido con el filial desde el banquillo. Él ha sido uno de los nombres importantes en la temporada y todo apunta a que desde el club apostarán por él para llevar las riendas del primer equipo en la temporada 21/22. El técnico granadino sabe que no dirigirá al filial el próximo año, pero está por ver si recibe la oportunidad de dirigir al primer equipo.

La esperanza de los aficionados pasa por muchos de los chavales que han firmado un año para el recuerdo con el filial. Ya está temporada jugadores como Alberto del Moral o Luismi han sido piezas importantes. Tras ellos, jugadores como Puga, Moyano o Visus esperan su momento con el primer equipo. El futuro del Córdoba CF, en estos momentos malos, está en una cantera ilusionante.