Los jugadores del Villarreal B celebran el ascenso a Segunda División sobre el terreno de juego de Balaídos // Foto: Villarreal CF.

Jackson impulsa al Villarreal CF B a Segunda División a costa del Gimnàstic

Los jugadores del Villarreal B celebran el ascenso a Segunda División sobre el terreno de juego de Balaídos // Foto: Villarreal CF.

Promoción de ascenso a Segunda División (Final).- Villarreal CF B, 2; Gimnàstic de Tarragona, 0.

Hace una década el Villarreal B descendía a Segunda B a pesar de no hacerlo por méritos propios, sino arrastrado por el descenso del primer equipo. Diez años después el filial amarillo regresa a la categoría de plata tras tres intentos fallidos. Una temporada brillante coronada con el triunfo ante el Logroñés y esta noche frente al Nàstic de Tarragona, gracias a un doblete de Jackson en la segunda mitad en un duelo muy intenso. Es el segundo ascenso del segundo equipo groguet tras el conseguido en junio del 2009 en La Victoria de Jaén.

El Mini Submarino salió con el mismo equipo que derrotó hace seis días al Logroñés, con un 1-4-4-2 formado por Íker Álvarez en portería; Migue Leal en el lateral derecho, Dani Tasende en el costado izquierdo, y De la Fuente y Pablo Íñiguez en el eje de la zaga. Del Moral y Carlo Adriano compusieron el doble pivote en la zona ancha, con Ahn y Lozano caídos a bandas; y Jackson y Arana como tándem ofensivo. También jugó con los mismos hombres que superaron al Racing de Ferrol en la semifinal jugó el cuadro catalán, y también con un 1-4-4-2. Manu García defendió la puerta granda; Pol Domingo, Quintanilla, Aytami y Joan Oriol formaron en la línea defensiva; con Ribelles y Del Campo en el doble pivote, y Robert y Jiménez en bandas; con Romera y Pablo en ataque.

Se preveía que el filial amarillo llevara la manija del partido, y así fue en los primeros minutos de la final, pero esto se equilibró con el transcurso del envite para pasar a un contexto con alternativas para ambas escuadras en una decoración sin un dominador claro. Los grana avisaron primero con un disparo de Del Campo que se marchó desviado, la respuesta la protagonizó Del Moral, con un remate que se fue alto. El choque estaba francamente equilibrado y, a pesar de no haber un torrente de ocasiones, sí que se produjeron acciones de peligro que pudieron desequilibrar el marcador inicial.

Mediado el primer acto Lozano colocó un córner muy cerrado que remató Carlo Adriano, la réplica catalana llegó en un gol de Dani Romera que fue anulado por falta previa sobre el cancerbero groguet Íker Álvarez. Un Dani Romera que protagonizó dos ocasiones más a la media hora de juego, con dos disparos que atrapó el meta amarillo, el atacante era el hombre más peligroso de los tarraconenses, en gran parte, gracias a las combinaciones con Jiménez. Pedía más intensidad a los suyos Miguel Álvarez, pues su rival se prodigaba en ataque cada vez con más facilidad. Pero esta dicotomía cambió en la recta final, instante en el que los vila-realenses tuvieron presencia en ataque, especialmente en un tiro de Arana, que no encontró portería, y en un par de acciones a balón parado.

En la reanudación el Villarreal B se avanzó en el marcador, apenas se llevaban jugados seis minutos del segundo acto cuando Arana servía un gran balón a Jackson para que el delantero senegalés batiera con un tiro cruzado y raso al meta Manu García. El gol obligaba al Nàstic a marcar dos tantos, el Mini Submarino lo tenía cerca. Raúl Agné intentó reaccionar con un doble cambio, el técnico catalán metió a Buyla y Fran Carbiá, pero la cuestión no era cambiar cromos sino gestionar el golpe moral, algo que que le costó al cuadro tarraconense, una situación que trató de aprovechar el conjunto amarillo, especialmente a través de rápidas transiciones.

El cronómetro corría en contra de los grana ante un filial amarillo que intentaba congelar el partido a base de posesión pero el Nàstic trató de neutralizar su juego buscando llevar el partido al campo del Mini Submarino, así llegó una peligrosa acción que terminó con un remate de Carbia que se marchó por encima de la portería. Pese a ello los catalanes no llegaban con mucha clarividencia a la portería defendida por Íker Álvarez, que no tuvo que realizar una gran parada hasta el ecuador del segundo tiempo, cuando Ribelles protagonizó un gran testarazo que rechazó el meta andorrano.

Si peligrosa fue la acción grana más lo fue la de Arana, pues el atacante groguet envió el cuero a la madera cuando este parecía que iba a marcharse dentro. Hubiera sido el gol de la sentencia, una vida extra para el Nàstic. Un gol de la sentencia que llegó en el tiempo de prolongación, con el Nàstic volcado en tareas ofensivas y buscando el tanto del empate con más corazón que cabeza. Jackson marcó el 2-0 en el 94’ para sellar el ascenso del conjunto de Miguel Álvarez, para provocar el estallido de júbilo de toda la expedición y también para el disfrute de los aficionados groguets desplazados a Balaídos.

El Villarreal B regresa al fútbol profesional diez años después con un proyecto sólido labrado de muchos años atrás y liderado por Miguel Álvarez aunque, en esta ocasión, con mucha más presencia de jugadores made in Miralcamp en relación al único ascenso a Segunda hasta hoy, el conseguido en 2009 en Jaén. Los catalanes tendrán que volverlo a intentar en su cuarta singladura consecutiva en la categoría de bronce tras descender en la campaña 2018/19.

Ficha técnica:

Villarreal CF B: Íker Álvarez, Migue Leal, De la Fuente, Pablo Íñiguez, Dani Tasende (Martín Pascual, min. 82), Del Moral, Carlo Adriano, Ahn (Pacheco, min. 74), Lozano, Jackson y Arana (Nikita Iosifov, min. 82).

Gimnàstic de Tarragona: Manu García, Pol Domingo (Bonilla, min. 78), Quintanilla, Aytami, Joan Oriol, Ribelles (Albarrán, min. 78), Del Campo, Robert (Buyla, min. 54), Nil Jiménez (Fran Carbia, min. 54), Romera y Pablo (Édgar, min. 64).

Goles: 1-0. Min. 51: Jackson. 2-0. Min. 94: Jackson.

Árbitro: Cid Camacho (Colegio Castellano-Leonés). Amonestó a los jugadores del Villarreal B De la Fuente (16’), Migue Leal (73’), Carlo Adriano (89’) y Jackson (95’); así como a los futbolistas del Nàstic Romera (17’), Quintanilla (41’), Del Campo (53’), Aythami (79’), Albarrán (84’) y Raúl Agné (76’). Además, expulsó al grana Joan Oriol por doble amarilla (96’).

Estadio: Balaídos (Vigo, Pontevedra). Entrada, 2.023 espectadores.

Incidencias: Final por el ascenso a Segunda División. 27ºC de temperatura. El Villarreal B regresa a Segunda División tras diez años de ausencia en la categoría de plata del fútbol nacional.