El Villarreal CF C puede asegurar la promoción de ascenso este fin de semana

Apenas llevamos dos jornadas de segunda fase en Tercera División, pero aquellos equipos que hicieron los deberes antes de abril ahora cuentan con sobrada ventaja para encarar la recta final de la segunda liguilla con mayor calma. Este es el caso de un Villarreal CF C que, al quedarse fuera de la lucha por el ascenso directo a Segunda RFEF, contaba con un gran botín de puntos respecto a sus rivales en la fase de clasificación para el play-off.

Una situación que no ha hecho más que mejorar en las dos primeras jornadas de segunda fase: pleno de victorias y el objetivo más cerca que nunca. Además, los perseguidores se han alejado a causa de los dos triunfos conseguidos por el Olímpic, por lo que el segundo filial “groguet” ya dispone de su primera bola de partido para atar matemáticamente su participación en la promoción de ascenso a Segunda RFEF.

Las cábalas

Para que el Villarreal CF C consiga su plaza de forma matemática en la próxima jornada y no depender de otros resultados deberá ganar ante su máximo rival en esta liguilla, el CD Olímpic, este domingo 18 de abril a partir de las 18:00 horas en el choque que se jugará en el Mini Estadi de la Ciudad Deportiva del Villarreal CF. En el caso de empatar o incluso perder, tendrán que tener en cuenta otros resultados.

deberán producirse los dos resultados al mismo tiempo

En el caso de que el Villarreal C empate, la vía más fácil es que el Silla CF empate o pierda en su duelo en casa frente al FC Jove Español (domingo 18 de abril, 12:00 horas). Si los “groguets” pierden, pero el Silla también cae y el Recambios Colón no gana, también conseguirán su objetivo. Si no suceden estos resultados, el Villarreal CF C deberá esperar al choque de la cuarta jornada de segunda fase ante el Jove, que se jugará en tierras alicantinas.

Villarreal CF - Jove Español
Los jugadores del Villarreal C celebran un gol.

El coeficiente dificulta el seguimiento de la liga

Al venir de un subgrupo de diez equipos y otro de once, la clasificación se rige por el coeficiente (puntos por partido). Este hecho dificulta el seguimiento de la competición hasta el punto de que los propios equipos no conocen qué deben hacer y qué resultados deben esperar de sus rivales para conseguir sus objetivos.