José Riveiro con su cuerpo técnico en el Inter Turku. Foto: Inter Turku.

José Riveiro: “El fútbol finlandés ha abierto los brazos a ideas de fuera”

José Riveiro con su cuerpo técnico en el Inter Turku. Foto: Inter Turku.

Viajamos a Finlandia, a la ciudad más antigua del país, que se encuentra pegada al río Aura, a unos 160 kilómetros de Helsinki está Turku. Allí está triunfando un cuerpo técnico español, entre ellos el valenciano Sergio Almenara, y este está liderado por José Riveiro, entrenador gallego que durante años trabajó en la cantera del Celta de Vigo.

Él llego a Finlandia en 2014 para formar parte del cuerpo técnico del Honka, y luego del PK-35, equipo con el cual ascendió a la élite del país. Y ahora, desde hace varios cursos, dirige al Inter Turku donde ha logrado notables éxitos tras coger a un equipo que peleaba por la permanencia y llevarlo a Europa. Además hace unos meses estuvo muy cerca de ganar la liga y también rozó el ganar la Copa. Su equipo jugará otra vez torneo europeo el próximo curso, ya ha logrado cerrar esa plaza a su favor, y ahora iniciará el play-off final. José Riveiro nos cuenta su crecimiento en Finlandia.

P. Hace 6 años llegaste a Finlandia. ¿Surgió de repente o tenías pensado trabajar en el extranjero?

R. Tenía ya esa idea de hacerlo, siempre había pensado que la posibilidad de entrenar fuera era algo que me gustaría hacer, que cuando surgiese la posibilidad la iba a coger. Afortunadamente mi situación familiar me lo permitía y cuando llegó no lo dudé.

“En Finlandia les gusta mucho el juego en las áreas… aunque cada vez los equipos son más ordenados, que saben que hacer más con la pelota”

P. ¿Y cómo fue tu llegada? ¿Cómo surgió esa oportunidad?

R. Fue gracias a Pablo Couñago que nos conocíamos, y él había jugado en el Helsinki, sabía que necesitaban a un miembro del staff, del cuerpo técnico, y me convencieron para ir. Y entre él y Caloi me convencieron para ir. Esa temporada conseguimos salvar al equipo y renovamos por el club. Luego sucedió que nos enteramos que iban a la bancarrota y nos quedamos un poco descolgados. Tras esto, surgió un nuevo proyecto.

P. El PK 35 Helsinki…

R. Si en Segunda División. Los españoles que estábamos con el mismo entrenador del anterior club seguimos con él en el PK 35. En este equipo conseguimos ascender a Primera en 2015. Y allí seguimos en 2016 pero surgieron unos problemas con el entrenador y tanto yo como el preparador físico decidimos abandonar el proyecto. Tras cerrar esta etapa surgió la posibilidad de firmar por el Helsinki y aquí llevamos dos años y medio.

José Riveiro llegó al fútbol finlandés en 2014. Foto: HFK

P. Hablamos con Sergio Almenara el año pasado y nos contó que se encontró con un fútbol donde se valoraba mucho los profesionales que venían de fuera, pero que les costaba llevar a cabo cambios en la metodología del trabajo con el fútbol base. ¿Tú lo notaste igual?

R. Lo de Sergio fue diferente porque comenzó trabajando en el fútbol base. Yo también he tenido contacto con el fútbol de cantera, porque mientras trabajaba en el Honka lo compatibilizaba con mi labor aportando mi metodología a una Academía, pero no he tenido tanto contacto con este fútbol formativo como él. A nivel de entrenadores de la liga sí que he notado una evolución que ahora está más preparados, se estudia mucho más al rival, cuidan todos los detalles mucho más que antes. El trabajo en el fútbol base se ha profesionalizado de forma notable, un aspecto que así lo refleja es que muchos de los profesionales que trabajan en el área formativa tienen contrato full-time (a jornada completa), y eso en España no suele ser así.

P. ¿Y qué tipo de fútbol es el característico allí?

R. Mi sensación es que aquí asumieron el tipo de fútbol que en los años 80 y 90 veían por la televisión, que era el inglés. Por ello apostaron por un fútbol más vertical, de contacto, y les gusta mucho las áreas. Aquí no llamaba la atención la conservación del balón, el dominar la posesión… En el Helsinki por ejemplo lo que te pedía la grada es que fueses a las áreas. Esto es lo más llamativo pero ese tópico de un fútbol más directo tampoco es ya así ahora. En la actualidad cada vez los equipos son más ordenados, saben que hacer más con la pelota… Y ha pasado como suele ser en otros países, aquí han ido llegando profesionales de otros países más punteros y han ido dando pistas de cómo mejorar las cosas. El fútbol finlandés ha abierto los brazos a ideas de fuera.

P. Los resultados que has obtenido han sido muy buenos. El curso pasado estuvisteis a punto de ganar la liga y hace poco jugasteis la final de la Copa.

R. A nivel de resultados es difícil hacerlo mejor humildemente. El año pasado nos quedamos a 90 minutos de poder ser campeones de la liga, que era algo impensable por el lugar donde veníamos. Esta era mi primera experiencia como primer entrenador en Finlandia, y el club venía de dos años antes de jugar el play-out por la permanencia. Y antes el curso anterior el equipo había estado por la zona medio baja de la tabla y con diferentes problemas. Le conseguimos dar una estabilidad al equipo, una personalidad, que fuese reconocible. A pesar de los primeros cinco partidos de liga donde no conseguimos los puntos que merecíamos se nos dio mucha confianza en nuestro trabajo, y el equipo despegó.

“Aquí los entrenamientos son muy duros y tienes que hacer muchos cambios en la planificación de las sesiones por las temperaturas”

P. ¿Y cómo le va esta temporada a tu equipo?

R. Este año aunque el equipo ha cambiado mucho, creo que han llegado unos 12 o 15 futbolistas, hemos conseguido competir bien y llegamos a esa final de Copa que perdimos. Nos enchufamos a la pelea por el campeonato y ahí estamos ahora en el play- off final (ya han conseguido clasificarse para poder competir en Europa el próximo curso). Lo estamos pasando bien el cuerpo técnico, entrenamos bien y disfrutamos mucho todos los días. Tuvimos esa participación en la Europa League donde nos faltó un poco de suerte para poder pasar, al final nos eliminaron en el tiempo extra un equipo a priori superior. Ha habido pocos partidos o entrenamientos que no hayamos competido bien, y ojalá siga así.

P. Una de las curiosidades del fútbol en Finlandia es que cuando llega el invierno se juegan los partidos en cápsulas, por las bajas temperaturas. ¿Cómo es jugar en recintos cerrados?

R. Si es algo diferente, aquí los entrenamientos son muy duros y tienes que hacer muchos cambios en la planificación de las sesiones por las temperaturas. Esto para el que no es de aquí llega un momento que te hace pasar un poco factura a nivel mental. Si creciste aquí ya te has adaptado a ello peor para los de fuera se te termina cayendo un poco la cúpula encima, pero es lo que hay. Tenemos dos campos con calefacción pero si fuera hace 10 bajo cero no es recomendable entrenar ahí. Todo esto te condiciona muchos los entrenamientos y debes preparar una programación muy flexible según estas condiciones.

Los jugadores del Inter Turku celebrando su plaza para Europa que han conseguido. Foto: Inter Turku.

P. Creo que allí en Finlandia has aumentado la familia con una niña. Además allí estás logrando liderar este proyecto de éxito luchando por ligas y copas, y has debutado dirigiendo en competición europea. Supongo que para ti Finlandia ya te ha marcado mucho en tu vida.

R. Si tengo una niña de 20 meses que nació aquí en Turku. Tanto yo, como mi mujer y Elsa, que habla tanto finlandés como español, no es que estemos muy arraigados porque mi trabajo no me lo permite, pero sí que es un lugar especial sin duda. El solo hecho de haber nacido aquí mi hija, y ya todo lo vivido, ha hecho que siempre vayamos a intentar volver en un futuro a visitar la ciudad.

P. ¿Y cómo es esta ciudad? Dicen que si vas por la calle y ves a una persona correr detrás de un autobús porque se le escapa seguro que no será finlandés, porque tienen fama de muy tranquilos.

R. Este es un país con la calidad de vida muy alta, que cuenta con todo el confort, con todos los servicios necesarios. La ciudad te permite llevar una vida muy tranquila, todo es demasiado fácil, se vive muy bien. Los finlandeses disfrutan de la vida de una forma diferente, el stress por sus trabajos no es alto, se lo toman con mucha tranquilidad. Aquí a nadie le falta un trabajo, cualquier persona preparada puede encontrar un futuro y se nota que la clase media aquí es mayor que en otros lugares.

“Tengo muy claro que soy un afortunado porque solo soy uno de los entrenadores del país con los entrenadores más formados, y de un nivel más alto, y he conseguido llegar aquí, y aquí caí de pie”

P. ¿Sigues desde la distancia el fútbol modesto gallego? La Tercera División, los clubes que compiten en Segunda B…

R. Por supuesto, sigo todo lo que puedo. Tengo la suerte que la televisión de gallega le da un gran sentimiento al fútbol gallego y lo puedo seguir desde aquí. Sigo al tanto del rendimiento de los jugadores porque los conozco y también es un mercado muy atractivo para el fútbol finlandés, y sigo teniendo contacto con entrenadores de esas categorías y siempre procuro estar atento a cómo les va.

P. En conclusión, estás consiguiendo muy buenos resultados, te sientes feliz en la ciudad y en el club, está siendo para ti una buena experiencia…

R. Es más que una experiencia, es tener la posibilidad de tener trabajo a gran nivel de entrenador, que hay que meterle muchas horas, y caer de pie, y yo he tenido la suerte de caer de pie desde el primer día en Finlandia. A la gente le ha gustado mi forma de trabajar. Yo tengo muy claro que soy un afortunado porque solo soy uno de los entrenadores del país con los entrenadores más formados, y de un nivel más alto, y he conseguido llegar aquí. Aquí caí de pie y he tenido la suerte de darle continuidad a mi trabajo, y poder vivir a día de hoy de lo que más me gusta que es ser entrenador.