Dani Campos, el delantero de Catadau marcando un gol con O Elvas portugués. Foto: Luis Piçarra.

Dani Campos: "Sigo sin creérmelo, ¡hemos ascendido!"

Dani Campos, el delantero de Catadau marcando un gol con O Elvas portugués. Foto: Luis Piçarra.

Hace unos meses en Golsmedia conversamos con Dani Campos, joven delantero de 19 años de Catadau (Valencia) que iniciaba una nueva etapa en el fútbol portugués. Dani se ha formado con una gran generación del Valencia CF (los Ferran Torres, Abel Ruiz, Víctor Chust…) y luego se formó en el Levante UD y Elche CF.

Su olfato goleador lo ha demostrado en clubes como el Torre Levante, Extremadura y UD Logroñés Promesas. Y esta temporada afrontó un nuevo reto en el “Boca Juniors” portugués, el “O Elvas” (club de la Tercera lusa que utiliza como indumentaria los mismos colores del reconocido club argentino porque su Presidente es un fanático de Boca).

Dani Campos logra el ascenso a la Segunda B portuguesa tras anotar dos goles en el último partido

Repasada su trayectoria ahora cabe destacar que Dani Campos ha logrado el ascenso con su O Elvas a su “Segunda B”. En una temporada muy extraña, muy afectada por el Covid-19 donde se ha llevado a cabo un curso muy exprés, sin poder reanudarse la liga tras el parón navideño, la Federación ha decidido que quienes ocupaban los primeros puestos logren el ascenso, y primero era su equipo.

Dani Campos nos ha comentado que se ha enterado del ascenso porque el móvil no paraba de sonarle con los mensajes del whassap de grupo del equipo. “Estaba con mi mejor amigo aquí tomando algo y de repente me empezaron a llegar muchos mensajes, y dijeron entonces mis compañeros que habíamos ascendidos, que así lo habían decidido, sigo sin creérmelo, ¡hemos ascendido!”. Y nos ha añadido: “Mi objetivo era ascender con este club, pero nunca me lo había imaginado, estoy muy contento”.

Dani Campos en un partido con O Elvas. Foto: Luis Piçarra.

Él ha ido de menos a más en el equipo cogiendo minutos y protagonismo en el juego, y él fue el autor de los dos goles del O Elvas en el último partido antes del parón navideño que les ha permitido finalizar la liga segundos, y por tanto conseguir el ascenso tras decidir la Federación dar por terminado el campeonato este 2020/21. El delantero valenciano nos explica: “Ha sido una temporada extraña porque ibas a entrenar y no sabías si ibas a poder jugar el fin de semana o el partido se aplazaba por casos de Covid-19 del otro equipo, o tuyos, y siempre que íbamos a jugar un partido dábamos el máximo porque no sabíamos si el siguiente iba a ser el último que íbamos a poder disputar”.

Aquel último partido donde él fue protagonista con esos dos goles lo recuerda de forma muy especial Dani Campos. Primero porque esos goles dieron la victoria al equipo, y al final han sido claves para el ascenso. En segundo lugar porque llevaba tiempo sin marcar y todo delantero necesita verse reforzado por goles: “El primero recuerdo que fue de cabeza un remate, el segundo un buen gol de tijerita, pero recuerdo más el primero porque llevaba tiempo sin marcar y la verdad es que me emocioné, no estaba pasando un buen momento anímico y ese gol me vino muy bien”.

“tenía una mala racha en lo psicológico pero tengo que agradecer que estuvieron conmigo mis amigos y la familia apoyándome, y la gran ayuda de mi nutricionista David Rojas”

El atacante valenciano nos ha contado que no ha sido el pasado un año fácil: “no lo estaba pasando bien, tenía una mala racha en lo psicológico pero tengo que agradecer que estuvieron conmigo mis amigos y la familia apoyándome”. Además agradece todo lo que le ha ayudado su nutricionista David Rojas. Y el fútbol es así de impredecible, de repente fue el gran protagonista de aquel último partido, marcó dos goles, y esos goles, ahora unos meses después, le han valido un ascenso.

Dani está ahora preparándose en Valencia con su nutricionista de confianza muy importante en su carrera deportiva para regresar en un mes a Elvas, ciudad portuguesa cercana a Badajoz. Y es que tras el ascenso en el bolsillo tienen ante sí un reto de lo más atractivo, dar la campanada en la Copa de Portugal.

De momento su futuro cercano está en Portugal: “En principio mi idea es continuar allí donde me han dado una gran confianza, la cerrara del futbolista es corta y recibí otras ofertas importantes, pero ahora hemos ascendido y allí me han dado confianza y estoy muy a gusto con el equipo”. Elvas siempre estará en su corazón, o mejor dicho en su piel, porque nos ha descubierto que se ha tatuado la imagen del Acueducto de Amoreira, monumento muy conocido de esta ciudad.