Los jugadores del CD Benicarló aplauden a la grada. Foto: CD Benicarló.

El CD Benicarló responde al CD Soneja: "No se debe poner en duda nuestro buen hacer"

Los jugadores del CD Benicarló aplauden a la grada. Foto: CD Benicarló.

La polémica continúa en el encuentro entre CD Soneja y CD Benicarló. El conjunto benicarlando pidió a la Federació de Futbol de la Comunitat Valenciana (FFCV) el aplazamiento ante el Vinarós CF y frente al cuadro sonejero. Ambas peticiones fueron admitidas y los encuentros se han aplazado. Ante este hecho, el Soneja ha pedido a la FFCV un mejor examen de las demandas de suspensiones para no alterar el desarrollo de la temporada de forma drástica.

Ahora, el cuadro benicarlando responde a la petición del CD Soneja publicada en este medio. El CD Benicarló argumenta: “Es perfectamente normal la situación que se ha dado en nuestro club. Se ha suspendido un partido por tener un mínimo de jugadores y cuerpo técnico positivos, como nos indica el protocolo sanitario. Durante la semana se han ido recuperando e incorporándose al grupo hasta el punto de poder jugar el siguiente partido. Después de la disputa del mismo varios jugadores han resultado positivo en el test del COVID-19″.

“Es perfectamente normal la situación que se ha dado en nuestro club”

Es decir, se aplazó el choque ante el CD Soneja, el Benicarló jugó el pasado fin de semana ante Els Ibarsos y, tras ello, se produjeron varios positivos más que han obligado a aplazar el duelo del próximo fin de semana ante el Vinarós y el reprogramado contra el conjunto sonejero. Desde el CD Benicarló no entendemos la queja del CD Soneja ante esta situación, coyuntural por otra parte”, aseguran en el comunicado.

Finalmente, el CD Benicarló concluye: “Tampoco se entiende querer revisar y poner entredicho y cuestionar una normativa impuesta desde Sanidad. Desde el CD Benicarló siempre hemos obrado siguiendo las normas y el reglamento que se nos exige. Cumpliendo siempre desde la legalidad y la buena fe. No se puede ni se debe poner en duda nuestro buen hacer, bajo ningún concepto”, afirman en el cuadro benicarlando. La polémica está servida.