El psicólogo alicantino Isaac Jover ha comenzado a trabajar para el Hércules CF desde el pasado marzo. Foto: Isaac Jover.

Isaac Jover (psicólogo del Hércules CF): “Es imposible llegar a rendir sin disfrutar”

El psicólogo alicantino Isaac Jover ha comenzado a trabajar para el Hércules CF desde el pasado marzo. Foto: Isaac Jover.

A principios de marzo conocimos que el Hércules CF había fichado a un nuevo psicólogo para el equipo: Isaac Jover. Su objetivo era conseguir que los futbolistas de la primera plantilla recuperaran su confianza en ellos. Su labor: que los jugadores pudieran rendir al máximo para afrontar un duro final de temporada donde el conjunto blanquiazul se jugaba la permanencia en la Segunda B.

El parón de la liga, y del resto de la sociedad por la amenaza del coronavirus, ha provocado que su trabajo lo tenga que hacer desde casa, donde sigue en contacto con los jugadores de la primera plantilla. Aprovechamos esta pausa en la temporada para conocer más al psicólogo alicantino, y muy herculano.

Isaac Jover cuenta con una gran experiencia trabajando en el deporte: en el fútbol base del Lucentum de baloncesto y el Alicante CF, en el primer equipo del Real Murcia CF, en el Bristol Academy de Premier League femenina y el West Bromwich Albion inglés, e incluso asesora a un luchador  aspirante a  la famosa UFC (el campeonato mundial de artes marciales), en concreto, a Ilia Topuria. Conversamos con él que nos destaca el gran valor que puede tener para un club contar con un psicólogo que pueda desarrollar desde el principio una metodología de trabajo con los jugadores.

P. Estuviste trabajando para el Alicante FC entre 2006 y 2008.

R. Entonces estaba José Carlos Granero como entrenador del equipo y yo estaba en el fútbol base con Vicente Mir. Trabajaba con el B, un equipo recién ascendido con chavales de 17 años, cesaron a Granero y vino Nino Lema. Le hablaron bien de mí y me subieron al primer equipo para trabajar con ellos. Recuerdo que en aquella plantilla estaban futbolistas como Miñano, Pedro, Luis Rubiales (el actual presidente de la RFEF)… Aquel equipo estaba en Segunda pero hubo problemas de pago y fue una experiencia al final dura por todo ello. Acabé volviendo al equipo B e hicimos play-off pero como el primer equipo acabó descendiendo pues nos quedamos en nuestra categoría.

Al igual que se hace un trabajo específico para potenciar la preparación física, técnica, táctica… ¿por qué no se contempla la preparación, el entrenamiento mental del futbolista?”

P. Luego también trabajase en el Real Murcia CF, un club con una gran masa social de aficionados detrás y con una gran exigencia. En aquel momento que tú trabajaste allí el club grana venía de bajar a Segunda B con el claro objetivo de subir cuanto antes.  

R. La plantilla tenía una tremenda presión por conseguir buenos resultados. En mi labor decidí entonces el trabajar también con la afición, es decir, me reuní con las peñas del club para ver que podíamos hacer juntos y les trasladé que debíamos ir todos de la mano. El equipo envió una carta a la agrupación de peñas, a los aficionados, para agradecerles de corazón su esfuerzo y pedirles su apoyo, mediante la web del club. Esto es algo que sorprendió porque nunca se habían tenido estos detalles. A nosotros nos llegaban dibujos que poníamos en los vestuarios, y vídeos que se publicaban en el videomarcador. Creo que se gasta mucho dinero en el fútbol moderno y luego no se tienen en cuenta los pequeños detalles  que marcan la diferencia.  Hoy en día con las pequeñas diferencias, quién cuide esos detalles, está más cerca del éxito deportivo.

P. He leído que algún futbolista te apodó el “Doctor House” en el Real Murcia CF.

R. Eso fue un jugador canario que teníamos, Abraham. Guardo muy buenos recuerdos de aquel equipo donde había jugadores importantes como Miguel Albiol (hermano de Raúl Albiol), Iván Amaya, Cifuentes, Chando… nuestro lema era “Creer crea realidades” y al final conseguimos el objetivo, ascender como campeones de Segunda B con récord de puntos.

P. ¿Qué importancia tiene el trabajo de un psicólogo en un equipo?

R. Aunque el tema del psicólogo deportivo por suerte hay grandes avances en el mundo del fútbol, es visto muchas veces como un alguien que solo es necesario cuando hay problemas. Al estilo “bombero” se le llama para que apague el fuego. No digo que también podemos ayudar a eso, pero yo creo más el trabajo proactivo que en el reactivo, donde el objetivo es potenciar el rendimiento y la preparación del deportista desde la pretemporada, es mucho más productivo y efectivo.

Isaac Jover destaca la importancia de trabajar desde la pretemporada la preparación psicológica de los jugadores.

P. Como en el apartado físico se debe trabajar desde el inicio del curso…

R. Creo que igual que se hace un trabajo específico para potenciar la preparación física, técnica, táctica, ¿por qué no se contempla la preparación, el entrenamiento  mental  del futbolista? Todos sabemos que es un aspecto esencial para alcanzar el rendimiento y añado: ¿Por qué, sabiendo lo importante que es unión del vestuario, no se hace un trabajo específico a lo largo de la temporada orientado a potenciar la cohesión interna del equipo, el trabajo en equipo? Con una formación continua: actividades formativas, lúdicas… en las que fomentar la diversión, el aprendizaje, el “espíritu de equipo y unión”. En muchos clubes el fomentar el trabajo en equipo es una cena, una comida o un aperitivo para hacer piña y poco más. Para mí, esto son los detalles que marcan la diferencia y que en todas mis experiencias como parte del cuerpo técnico has sumando, y al final lo más importante, han dado sus frutos… aseguro que funciona. Sin olvidar la figura del entrenador, considero que podemos aportar mucho y ya no solo para apoyarlo al manejo de la plantilla, sino también a la hora de asesorarlo deportiva y humanamente, el entrenador es una figura que soporta una gran soledad.

P. En el Real Murcia CF de hecho le ayudaste a Iñaki Alonso también en su rol de entrenador.

R. La verdad es que con Iñaki Alonso mantengo una muy buena relación, es un entrenador que cree en la importancia de trabajar el aspecto psicológico del equipo, así como de la cohesión interna del equipo. Le ayudaba por ejemplo a preparar las ruedas de prensa. Estas no eran improvisadas, antes trabajábamos en ver qué mensaje queríamos mandar a la afición y al entorno. Por ejemplo en un partido previo a enfrentarse a un colista se supone que va a ser un partido fácil, si la gente no va preparada de la dificultad del partido como cualquier otro, si se te pone el encuentro 0-1 en escenarios como Murcia con tanta exigencia puede ser difícil de llevar. También, en todo lo relacionado con la unión del vestuario colaboraba con el cuerpo técnico, y también para asesorarlo en cualquier aspecto que considerara oportuno para potenciar el rendimiento del equipo. Recuerdo un momento de la temporada que íbamos segundos en la tabla, empatamos dos partidos, perdimos uno  y se hablaba de crisis del equipo. Nos reunimos, nos conjuramos para analizar esa situación, hicimos piña, analizamos lo que estábamos haciendo bien y buscamos soluciones de forma “colectiva”, después de esa conjura ganamos ocho partidos consecutivos.

“El nivel de exigencia que tiene el entrenador es tremendo, y él lo padece. El seleccionador Luis Enrique dijo una vez que se llevaba con él a un psicólogo no para el equipo donde estaba, si no para él”

P. Se habla más de los psicólogos para los jugadores pero me sorprende lo que comentas porque apenas se habla de esa soledad del entrenador.

R. El nivel de exigencia que tiene el entrenador es tremendo, y él lo padece. El seleccionador Luis Enrique dijo una vez que se llevaba con él a un psicólogo no para el equipo donde estaba, si no para él. Los clubes gastan grandes cantidades de dinero, pero dentro de la preparación de futbolista no suele existir la figura del psicólogo dentro del  cuerpo técnico, cuando  todos sabemos cómo influye el aspecto mental en el rendimiento del futbolista, es increíble…. Luego oyes ruedas de prensa donde el entrenador dice: nos faltó concentración, no supimos manejar la presión, no tuvimos confianza…

P. ¿Me puedes poner un ejemplo donde se note el trabajo de un psicólogo en un club que muchas veces no lo vemos desde fuera?

R. Pues mira jugábamos en el Murcia un partido ante el San Roque. Antes de los partidos para potenciar la confianza del equipo y los niveles atencionales preparábamos una actividad de equipo,  anticipábamos las dificultades que nos podíamos encontrar durante el partido y las posibles soluciones, así como que aspectos teníamos que prestar especial atención para tener al equipo concentrado , metido en el partido, como hacerle daño al contrario….  En una picaeta con la plantilla comentamos que seguramente nos ibamos a encontrar un ambiente muy hostil, que nos  iban a provocar…, y buscamos  soluciones en equipo. Ese partido lo ganamos 0-2 y la prensa destacaba cómo el equipo había sabido no entrar en provocaciones y centrarse en el juego. Esto sale así porque se prepara antes. Ahora que se disputarán unos play-off, si es posible por esta situación, un equipo se juega en días el trabajo de todo un año, y un futbolista puede cometer una falta o una acción que sea expulsado y dejar a su equipo con uno menos, ¡en el partido más decisivo de todo el curso! Creo que la figura del psicólogo puede ayudar mucho  para preparar a los jugadores a mejorar su autocontrol, manejo de la presión y autoconfianza.

P. Creo que también has trabajado para Ilia Topuria, luchador de artes marciales.

R. Sí, actualmente trabajo con él y la verdad me sorprendió cuando lo conocí. Me vinieron a buscar para ser si psicólogo de un luchador, una de las mayores promesas, por no decir realidad de la UFC. Me asombró que en la lucha se contemplara esta figura del psicólogo. Su manager me dijo que querían preparar un campeón a todos los niveles, y sobre todo me sorprendió que un chaval de 22 años valorara que el entrenamiento mental era esencial para poder alcanzar su reto. No tengo dudas de que Ilia Topuria será en un futuro muy próximo una estrella de la UFC y espero poder poner mi granito de arena para ayudarlo.

Isaac Jover afronta desde el pasado mes de marzo el trabajo como psicólogo del Hércules CF. Foto: Hércules CF.

P. “Preparar un campeón a todos los niveles”, a veces nos centramos mucho en lo físico y lo táctico pero la mente también es un factor muy determinante en el crecimiento de un jugador…

R. Creo que en las agencias de representación de jóvenes talentos deberían contar con un psicólogo que ofreciese ese servicio a sus deportistas, pero como comentaba anteriormente de una forma proactiva no reactiva. Es decir, ofrecer a su jugador trabajar un recurso que le ayude a mejor su preparación mental sin olvidar de su faceta personal, creo que es tan importante como la deportiva y a veces nos olvidamos e ella.

P. Estuviste trabajando en Inglaterra, en el Bristol. ¿Cómo fue?

R. La verdad es que me fui a Bristol persiguiendo mi sueño que no es otro que ayudar a jóvenes deportistas a hacer su sueño realidad”. Tengo y tenía un proyecto que he desarrollado durante 10 años para potencia la preparación mental y humana de jóvenes talentos en el mundo del fútbol y dejé una vida de comodidad con un buen trabajo, el solecito de Alicante, la familia, los amigos… en busca de mi sueño. Trabajé para una Academia del West Bronwich Albion de Premier league que tenía en Bristol  donde promocionan deportistas, con muy buena organización con unos 150 jóvenes. Fue una experiencia muy bonita donde pude conocer cómo se trabajaba allí el fútbol, a l principio fue duro por el idioma, pero lo disfruté y fui cogiendo nivel. Estuve trabajando también para un equipo femenino de la Primera División de allí, del Bristol Academy. Allí coincidí con dos internacionales como Natalia de Pablos y Laura del Río y la mayor parte del equipo eran internacionales inglesas y galesas. De aquellas experiencias guardo un buen recuerdo, mi idea era la de tocar la élite, me fui allí sin ningún contacto con el deporte, trabajé y aprendí mucho.

“Te aseguro que por cada euro invertido, el beneficio es de 100 euros mínimo, el problema del fútbol es el cortoplacismo, y desarrollar futbolistas requiere tiempo”

P. ¿Jugaste al fútbol? ¿Qué relación has tenido con el fútbol?

R. Yo jugué a un nivel muy amateur. Dejé el fútbol por un entrenado, en aquel momento cualquiera podía entrenar, yo siempre he sido muy disciplinado,  trabajador, solía jugar, era un delantero con proyección, pero en mi equipo cesaron al entrenador y el segundo se hizo cargo del equipo. Dejé de jugar, las razones no eran deportivas, sino de favoritismos, pero creo que gracias a eso   descubrí  mi pasión por  ayudar a los jóvenes deportistas, a crecer, a ser mejores personas y futbolistas. Aunque mi primer trabajo en Alicante se centró más en adicciones, trabaje 13 años en este sector, tenía un centro privado. Pero mi sueño y el apoyo de mi mujer y mi hija me llevaron a  Inglaterra a hacer realidad mi sueño.

P. Y tuviste esa experiencia que nos has comentado en Inglaterra. ¿Ese proyecto que me comentas de trabajar de forma integral con los jóvenes talentos cómo es recibido por los clubes?

R. Muchos clubes con los cuales he hablado sobre llevar a cabo un proyecto de este tipo, suelen comentar lo mismo, la mentalidad no es de inversión, es de gasto. Te aseguro que por cada euro invertido, el beneficio es de 100 euros mínimo, el problema del fútbol es el cortoplacismo, y desarrollar futbolistas requiere tiempo. Al final los clubes prefieren comprar aunque sea con mayor costo, es muy respetable, pero yo soy de los que todavía creen en que vestir una camiseta es sentimiento,  sentir los colores, y si eres un jugador de la base en el primer equipo la afición lo valora más.

P. Además no solo es importante por el rendimiento sino por el futuro personal de estos jóvenes que deben afrontar la gran presión, la fama… de su trabajo.

R. Si, por todos es conocido a nivel mundial, de la importancia de ser un deportista preparado, formado a todos los niveles. Un alto porcentaje de futbolistas profesionales que han ganado mucho dinero, 4-5 años  tras su retirada deportiva están arruinados, y  eso pasa en otros deportes también, como el futbol americano, la NBA… ¿Por qué sabiendo que ocurre no se hace algo para evitarlo? ¿Qué es lo que falla para que suceda? Desde mi punto de vista, es necesario facilitar desde edades muy tempranas una preparación deportiva y humana , además de que el futbolista  tiene que prepararse para ese momento( la gran mayoría no se lo plantean). A mí me gusta mucho Iniesta, una persona humilde, un ejemplo para los más jóvenes,  un gran jugador que siendo un futbolista TOP ha reconocido que pasó una depresión y lo más importante la superó. Bajo mi punto de vista, en la élite si cabe todavía más, el deportista necesita una mayor preparación para afrontar la gran presión que tienen que manejar. Recuerdo una anécdota de un jugador del Hércules CF que a muchos les sonará que tuvo problemas a la hora de afrontar el jugar en la élite.

Uno de los principales argumentos para su fichaje por el Hércules CF es su gran sentimiento herculano. Foto: Hércules CF.

P. Cuéntanos…

R. Se trata de Kiko Femenía, que ahora juega en la Premier League. Muchos lo recordarán por un vídeo de su debut en La Liga y los nervios le jugaron una mala pasada,  sufrió un ataque de ansiedad,  le costaba respirar, y recuerdo como desde la banda Rufete con su veteranía, no paraba de animarle: “tranquilo, respira, respira” le decía. Hay que trabajar con ellos la forma de afrontar esas primeras experiencias, es imposible que un jugador llegue a rendir sin disfrutar, el trabajo del psicólogo es orientarles a cómo manejar eso y los pequeños detalles acaban marcando las diferencias.  Pero bajo mi punto de vista esto es como aprende un idioma, si desde edades tempranas la preparación  mental forma parte de tu “rutina de entrenamiento”, al final lo acabas integrado como algo normal. Es más complicado cuando a un jugadores de 25 años que está en la élite le dices que la preparación mental es importante, muchas veces piensan que si han llegado a la elite sin esa preparación no les hace falta.

P. Ahora, desde hace unos meses, comenzaste a trabajar en el Hércules CF como psicólogo de la primera plantilla, ¿Cómo estás trabajando con ellos en esta situación de confinamiento?

R. Dentro de las limitaciones de la situación pues seguimos en contacto con los jugadores por teléfono. Es una situación muy atípica y creo que lo mejor es afrontar la situación con naturalidad, enfocarse en lo que uno puede controlar y vivir el presente, siendo consciente de que lo más importante es la salud. Ellos saben que estoy para cualquier cosa que necesiten.El escritor Wayne Dyer decía una frase que es: “si cambias la manera en que miras las cosas, las cosas que miras cambias”, esa es la clave, nuestra actitud es la que marca la diferencia en cómo vivimos cada  situación de nuestras vidas.

“Yo estoy plenamente convencido, te lo digo de corazón, de que hay una buena plantilla para salvar esta situación y detrás tenemos a nuestra afición”

P. El Hércules estaba en una situación muy delicada en la tabla cuando llegaste al club, en zona de descenso y en el tramo final ya del campeonato. ¿Por qué decidiste atreverte a formar parte de este proyecto en estos momentos tan difíciles?

R. Estoy en el Hércules por dos razones: soy herculano a muerte, y creo firmemente en la plantilla y en el cuerpo técnico que hay. Desde que me reuní con ellos tengo claro que si se retoma la competición el equipo saldrá adelante, y no lo digo por quedar bien si no porque realmente tengo fe en ello. El Hércules es el club de mis amores, lo quiero como si fuese un hijo, y mira que me lo ha hecho pasarlo mal muchas veces… pero bueno, yo sigo soñando con un Hércules con gente de la casa, del que todos nos sintamos orgullosos y en el lugar donde se merece el club y sobre todo su afición. El Hércules cuenta con toda una ciudad detrás como Alicante, una gran masa social.

P. ¿Este parón afectará mucho a los jugadores para volver a reactivarse si se decide jugar los partidos que quedan? Hablo por los equipos que deban afrontar los play-off, o por el Hércules CF, que aunque parece ser que no habrá descensos, por si finalmente se decide que se jueguen esos partidos que faltan.

R. Ahora mismo si se acaba retomando la competición en cuanto a los ascensos, que tengo mis dudas, el futbolista se adaptará rápido. Ten en cuenta que la mayoría de jugadores están pendientes de esto, que es su gran reto el del ascenso y esto motiva. Por otra parte, si volviese a jugarse por la zona baja, esa lucha por la permanencia, habría que enfocarlo de manera positiva. Algún periodista me lo ha preguntado las últimas semanas y creo que este tiempo de desconexión, dentro de lo malo que ha sido para la sociedad, pues a la plantilla le puede haber venido bien para desconectar, limpiarse mentalmente  y desestresarse. Si volvemos a competir estaremos preparados como los mejores, no me cabe ninguna duda.

P. Me comentabas antes que estabas hablando por teléfono con los jugadores del Hércules, ¿Cómo lo están llevando ellos esta situación de confinamiento en sus casas?

R. Si, intento mantener el contacto con todos. Hay jugadores que tienen pareja y lo pasan con ella, otros viven solos y son muy jóvenes… Las nuevas tecnologías te permiten el estar conectados con tu familia y amigos, es una situación que a todos nos viene un poco grande. Yo les aconsejo y lo hago a todo el mundo en general que viva el día a día, no sabemos cuándo esto terminará definitivamente y no hay que ver el más allá. Hay que pensar en nuevas motivaciones y hacer cosas nuevas, como meditar, leer un buen libro, tocar un instrumento olvidado…cuidarse al máximo  y disfrutar los que puedan de la familia.

Isaac Jover ha llegó a un vestuario del Hércules CF que ha afrontado una temporada muy complicada.

P. Llegaste a un vestuario que lo ha pasado muy mal este curso. Nadie pensaba que el Hércules CF podría estar luchando por la permanencia en una situación tan delicada. ¿Cómo te encontraste el vestuario?

R. Me encontré a una plantilla con ganas de revertir la situación. Hay que tener en cuenta que el equipo no había encajado un gol ni perdido en los últimos partidos, y hay que darle un enfoque positivo a todo esto. En cierta manera cuando tú lo das todo y las cosas no salen,  como es normal, hay  algo de frustración. Para cambiar la dinámica de un equipo solo hace falta ganar un partido y eso se logra  estando unidos y con convencimiento. Yo estoy plenamente convencido, te lo digo de corazón, de que hay una buena plantilla para salvar esta situación y detrás tenemos a nuestra afición. En caso de volver  nos planteáramos una nueva  competición de 10 partidos e intentaremos ser los mejores. Como te comentaba antes, este tiempo de parón al equipo en cierta forma le ha venido bien para asimilar bien la situación y relativizar. Esto es un deporte y hay años que salen mal y otros bien, y por lo que sea este año ha sido malo y sirve para aprender y ya está. Esta enseñanza nos servirá para crecer, no queda otra.

P. Todo parece indicar que no se jugarán esos 10 partidos restantes finalmente, y que no habrá descensos, pero en caso de jugarse ese tramo final de la liga por lo que dices el equipo estará preparado.

R. Si volvemos esta temporada estoy seguro que vamos a ver a otro Hércules, volveremos más fuertes y conseguiremos el objetivo. La próxima temporada el  Hércules competirá en Segunda B.

Deja un comentario

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu nombre.
Por favor, introduce un comentario.

[td_block_golsmedia_lo_mas_leido title="Lo más leído" range="weekly" first_post_large="yes" golsmedia-lazy-load-cache-id="golsmedia-block-uid__post__mobile__after_1_post__lo-mas-leido"] [golsmedia_responsive_ad adsense_banner_size_mobile="300x250" adsense_config_mobile="show-always" box_config_mobile="no-show" class="td_block_golsmedia_ad td-pb-border-top td_block_template_5 td_module_wrap"] [td_block_golsmedia_encuestas widget_title="Encuestas"]