Los pronósticos se cumplieron en los octavos del WPT València Open

World Pádel Tour València.- Octavos de final

Los favoritos para avanzar en el cuadro hacia los cuartos de final no defraudaron e hicieron los deberes en los partidos de octavos de hoy jueves. La jornada se cerró con la eliminación del valenciano Javi Rico junto a Momo González, a manos de Franco Stupazuk y Álex Ruíz.

Pablo Lima-Agustín Tapia fueron los primeros en sacar su billete hacia cuartos de final en la mañana de hoy jueves. Pero no fue tarea fácil, pues enfrente tuvieron a unos combativos y motivados José David Sánchez y Javier Valdés. El resultado fue de 7-5/6-3 para la pareja argentino-brasileña, que tuvieron una buena piedra de toque delante con el pádel atrevido y descarado de Sánchez y Valdés.

Paquito Navarro-Martín Di Nenno fueron los siguientes en clasificarse para cuartos. Ramiro Moyano y el valenciano Josete Rico les plantaron cara en el primer set, que cayó del lado de la dupla Navarro Di Nenno por 7-5. Nada tuvo que ver la segunda manga, en la que Rico y Moyano poco pudieron hacer ante la avalancha de padel de sus rivales, que lo cerraron con un contundente 6-1. El duelo de cuartos de mañana viernes entre Navarro-Di Nenno con Lima-Tapia promete emociones fuertes.

Cerraba la matinal en La Fonteta la pareja número 1 del mundo, Juan Lebrón y Ale Galán. Enfrente tenían a José Diestro y Antonio “Pincho” Fernández. El primer set anduvo muy parejo, pero los números 1 rompieron el servicio de sus rivales en el décimo juego para anotarselo por 6-4. Apretaron el acelerador, y de qué manera, Juan y Ale, para llevar al 4-0 con dos roturas de saque el segundo episodio y, de paso, acabar con las esperanzas de meterse en el partido de Diestro y Fernández. Lo cerraron por la vía rápida con un 6-0 que no reflejó la lucha de Pincho y José, que no dejaron en ningún momento de intentar-lo, aunque se impuso claramente la calidad y hambre de los número 1.

En la sesión vespertina, abrieron fuego a las 16:00 horas en La Fonteta Fede Chingotto-Juan Tello, que se veían las caras con el incombustible Juan Martín Díaz y su pareja Pablo Lijó. El primer set no pudo estar más igualdo. La prueba evidente es que se decidió en el tie-break y cayó del lado argentino. Igual de encaminado hacia la muerte súbita iba el segundo set, pero una rotura de servicio en el décimo juego lo decidió a favor de la dupla Díaz-Lijó por 4-6. Nos íbamos a el tercer set, por primera vez en esta ronda de octavos, con hora y media ya de juego. Tuvieron Juan Martín y Pablo el tercer juego con su servicio para ponerse 3-0 pero Fede y Juan se rehicieron perfectamente para igualar 2-2. De nuevo de la mano las dos parejas hasta el final. De nuevo otra muerte súbita decidiría el juego y por ende el partido. Y volvió a caer del lado argentino. Al final, billete para cuartos que compran Tello y Chingotto con un resultado global de 7-6/4-6/7-6.

A las 17:00 horas arrancaba en la pista 2, Family Center de Beniparrell, el quinto de los choques de octavos entre Álvaro Cepero-Alejandro Arroyo y Maxi Sánchez-Lucho Capra, flamantes campeones del Open de Valladolid. Sánchez-Capra, números 11 y 18 del ranking respectivamente, se impusieron en el primer episodio por 6-3. Cepero (número 32) y Arroyo (84) no se vinieron abajo y volvieron a pelear la segunda manga. Pero murieron en la orilla, cayendo con el servicio de Cepero por 5-7. Sanchez y Capra se medirán a la pareja número uno del mundo, Galán-Lebrón en cuartos.

El otro duelo que se iba a disputar en el “Club” sería el que enfrentaba a Leal-Semmler con Jesús Moya-Edu Alonso. El premio en juego en cuartos sería medirse a la pareja argentina Tello-Chingotto. Igualadísima primera manga, en la que ninguna de las dos parejas lograba despegarse en el marcador. Como no podía ser de otra manera, el tie-break decidiría quién se llevaba el primero. Jesús Moya y Edu Alonso se lo llevaron. Por los mismos derroteros corrió el segundo, que terminó 5-7 con la rotura de Jesús Moya y Edu Alonso sobre el servicio de sus rivales. Con este 6-7/5-7 la pareja Moya-Alonso irrumpe en octavos como representantes de la hornada de jóvenes que piden paso en las rondas finales de los Opens del World Pádel Tour.

Corrían las 18:30 de la tarde cuando saltaban al 20×10 de La Fonteta Fernando Belasteguín-Sanyo Gutiérrez y los brasileños Lucas Campagnolo-Lucas Bergamini. Pronto marcaron distancias los argentinos, que se pusieron con 4-1 en el luminoso a las primeras de cambio. Los “Lucas” no acertaron a parar el pádel seguro y eficaz de Bela y Sanyo para acabar cediendo el primer set por 6-3 sin demasiada oposición. En el segundo capítulo, los brasileños hicieron un amago de poner tierra de por medio con un 3-1, pero Bela y Sanyo recuperaron el quiebre y no solo eso sino que endosaron otro a la primera oportunidad, poniéndose 4-3 y servicio de Bela. Berganimi y Campagnolo no se rindieron, peleando cada punto y cada juego hasta el final. Pero la veteranía y calidad de los argentinos pesaron más, como demostró el 6-4 definitivo.

Cerrarían los octavos en La Fonteta el valenciano Javi Rico y su compañero Momo González, que se tenían que enfrentar a Franco Stupazuk-Álex Ruíz. Con la afición valenciana caliente ya con los dos anteriores partidos de la tarde, su representante Rico tenía la tarea de prenderle fuego. De aquí iban a salir los rivales de Bela y Sanyo en cuartos. El primer set fue una auténtica goma elástica. De la rotura en el primer juego (0-1) se pasó al 1-4 a favor de Rico y González, que recuperaron posteriormente Stupa y Ruíz igualando 4-4. El tira y afloja al final se lo llevaron en el tie-break por 5-7 Javi Rico y Momo González. Se esperaba dura batalla en el segundo set. Y así fue no solo el segundo, que terminó 7-5 para igualar la contienda, sino el tercero, que finalizó de la misma manera, también 7-5 para Stupa y Ruíz. Partido épico que dejó triste a La Fonteta por el resultado, pero seguro que contenta por la exhibición de pádel que se vió sobre el 20×10.