Inicio / Valencianos por el mundo / VALENCIANOS POR EL MUNDO | Francesc Chuliá: “Me gusta mucho la vida de Nueva York, aquí todo es más rápido”
Francesc Chuliá
El joven valenciano Francesc Chuliá juega y estudia en el Iona College de Estados Unidos. Foto: F.Chuliá

VALENCIANOS POR EL MUNDO | Francesc Chuliá: “Me gusta mucho la vida de Nueva York, aquí todo es más rápido”

De la Ribera Alta a la Gran Manzana. Francesc Chuliá, joven jugador de Beneixida, a sus 23 años estudia, trabaja y sigue disfrutando del fútbol en el Iona College, una universidad de Estados Unidos. Él nos cuenta su experiencia en norteamerica y repasamos su carrera deportiva hasta el momento, que no ha sido nada fácil. Dos roturas del ligamento cruzado se presentaron en su vida como dos grandes obstáculos. Él lo tenía claro y quería seguir jugando al fútbol, su esfuerzo y perseverancia superaron estas duras piedras en su camino.

P. Comenzaste a jugar al fútbol en el EMFU L´Alcúdia, ¿Cómo recuerdas tus inicios?

R. Tenía 5 años, y en ningún equipo de los pueblos de alrededor de Beneixida me dejaban jugar, ya que entonces hasta los 6 años no permitían a los niños participar en equipos federados. Hasta que fui a L´Alcúdia, donde me dijeron que era grande para mi edad y que podía empezar a entrenar con los chicos de 1 y 2 años más. Fue un año de aprendizaje, no jugaba casi, y cuando le preguntaba a mi padre de porque siempre estaba en el banquillo me decía que porque no era bastante bueno. Es verdad, que al año siguiente empecé a jugar con niños de mi edad, éramos prebenjamines de primer año y ya si jugaba, así que si tenía razón mi padre, cuando fui bastante bueno jugué (risas). Fueron muy buenos años, disfrute mucho y ganamos todo, liga, Cotif, torneos…

P. Pasaste por las canteras del Levante UD y Valencia CF, y luego llegaste al Huracán.

R. Gracias a Nico Estévez, el primer año de la formación del club. El primer año en el Cadete Autonómico con Jose Mascarós, con él que tengo una gran relación, buen entrenador, mejor persona. El segundo año, como Juvenil de primero, hicimos una gran temporada, siendo el juvenil con más puntos de toda la comunidad y subiendo el Juvenil a liga Nacional. Un gran año para mí, gracias a Toni Astorgano, con él he compartido muchos momentos, teniendo una gran amistad a día de hoy, y Sergio Lozano. Su manera de entender el futbol y la vida nos hicieron crecer a todos ese año.

“Todo pasa por algo, y romperme los ligamentos cruzados de ambas piernas en Elche fue porque era el lugar adecuado para recuperarme”

P. Y a los 17 años te fuiste de casa para jugar en el juvenil del Elche CF. Las malditas lesiones protagonizaron tus primeros años de carrera deportiva, con dos roturas del ligamento cruzado.  

R. Primero fue en la pierna derecha. Ese verano entrené muy fuerte para volver en pretemporada perfecto, y así fue. El año empezó muy bien, teniendo la oportunidad de entrenar con el filial del Elche durante todo el año, e incluso en varias ocasiones con el primer equipo, en Primera División entonces. Pero tras los 7 primeros partidos de liga Juvenil División de Honor, desafortunadamente contra el Villareal me rompí el ligamento cruzado de la pierna izquierda, esto significaba volver a empezar de nuevo. Pero como yo pienso, todo pasa por algo, y romperme los ligamentos cruzados de ambas piernas en Elche, fue porque era el lugar adecuado para recuperarme y volver más fuerte que nunca, gracias al gran equipo médico y de readaptación que tienen en el club.

P. ¿Tuviste mucha ayuda?

R. Sí, me gustaría agradecer a todos los que me ayudaron, a los fisios, readaptadores… encabezados por el Doctor Quesada en la recuperación, y también al Dr. Ripoll por el gran trato y trabajo en ambas operaciones. Estos dos años me sirvieron para hacerme más fuerte tanto mentalmente como físicamente.

P. Debió ser muy duro tan joven sobrepasar una de las lesiones más temidas por los futbolistas. ¿Cómo lo llevaste?

R. Fue un momento duro, fue mi primer año fuera de casa, estaba viviendo en Elche sin mi familia, y fue un proceso complicado. Mis compañeros de piso Nacho Porcar y Miguel Marín, me ayudaron mucho las primeras semanas después de la operación, llevándome al colegio, readaptación, etc. No fue fácil, tuve que trabajar mucho, muchas horas de fisioterapeutas, gimnasio, piscina, mientras el resto de tus compañeros están disfrutando de la pelota.

Francesc Chuliá
Francesc Chuliá juega en el Iona College de Estados Unidos. Foto: F.Chuliá

P. ¿Te ha ayudado de alguna forma esa experiencia tan complicada?

R. Siempre he tenido claro lo que quiero, que es ser jugador de futbol y en estas situaciones aprendes que si quieres algo tienes que luchar por ello, cualquier sacrificio es poco cuando tienes un sueño. Estas experiencias durante mi carrera deportiva me han ayudado a valorar lo que es realmente importante en la vida, y a disfrutar cada momento, ya sea con la familia, amigos, compañeros de equipo, jugando a futbol, tomando un café…como si fuera el último. Recuerdo aquellos años con pena por el no haber podido jugar a fútbol pero con alegría por todo lo que aprendí, las personas que conocí en el Elche CF, el apoyo de mi familia…

P. ¿Te costó quitarte el miedo a jugar al máximo rendimiento los meses después de aquella lesión?

R. Honestamente, nunca tuve miedo de volver a romperme, yo hice todo lo que estuvo en mis manos para recuperarme y volver más fuerte que antes. Cuando volví a jugar estaba convencido de que estaba en perfectas condiciones para dar mi 100% y que la lesión me había hecho mejorar. Pero a pesar de todo el esfuerzo y trabajo bien hecho, a los 7 partidos después de empezar la temporada, me rompí el ligamento cruzado de la otra rodilla, fue un golpe durísimo, volver a empezar de nuevo, pero son cosas que pueden pasar.

P. ¡Otra vez! ¿Cómo lo afrontaste entonces?

R. Mismo proceso y mismo trabajo pero con la experiencia de lo vivido anteriormente para volver mejor aún si se podía. Y como te he dicho antes, volví a los terrenos de juego a los 6 meses, de nuevo, sin ningún miedo y con toda la confianza de que estaba al 100% otra vez. Soy una persona positiva y nunca he entrado dentro de un campo de fútbol con miedo a volverme a lesionar, solo con las ganas de disfrutar de aquello que más me gusta

“No me costó pensarlo mucho el ir a Estados Unidos, era una gran oportunidad para mi vida”

P. Y te marchaste cedido al Crevillente.

R. El siguiente año hice la pretemporada en el Elche Ilicitano, para terminar yendo cedido al Crevillente la semana de antes de empezar la liga, 3ª División. Fue una temporada diferente, acostumbrado a jugar en grandes escuelas, el cambio a la tercera división y especialmente después de dos años sin jugar, fue complicado adaptarse. Añadir que solo el estar dentro de un campo de futbol y poder jugar y entrenar durante todo un año, sin tener dolores ni lesiones, ya era bastante gratificante para mí.

P. ¿Cómo surgió la posibilidad de ir a jugar a Estados Unidos?

R. Después de finalizar contrato con el Elche CF, jugando en el Crevillente cedido una temporada, volví a casa, Beneixida, donde no pude seguir con mis estudios en Valencia, porque no me aceptaron el traslado de expediente. No estaba siendo mi mejor año, y Toni Astorgano, uno de los mejores profesionales con los que he trabajado, y un amigo para toda la vida, me comento la posibilidad de ir a Estados Unidos, a estudiar y jugar a futbol al máximo nivel. No me costó pensarlo mucho, era una gran oportunidad para mi vida.

P. ¿Cómo es jugar para el IONA College?

R. Estoy muy contento de estar aquí y disfrutar del fútbol. Nuestro entrenador quiere jugar al fútbol y controlar el partido teniendo el balón y yo como mediocentro estoy disfrutando estos años como nunca. Me siento muy valorado tanto por mis compañeros como por el entrenador. Además, Iona College, al ser una universidad pequeña y muy familiar, llegas a conocer a todo el mundo y hay un buen ambiente. Estoy estudiando Económicas aquí, los profesores son muy buenos y te ayudan siempre que lo necesitas. Para mi está siendo una experiencia increíble, combinar estudios con el fútbol al máximo nivel se puede hacer en pocos países y uno de esos es aquí en Estados Unidos.

P. ¿Son muy diferentes los entrenamientos de allí a los de aquí?

R. Por la mentalidad de nuestro entrenador, por la manera de entrenar tanto en el campo como en el gimnasio es muy similar a lo que he estado acostumbrado a hacer en mi trayectoria por clubes como el Elche. En el campo la mayoría del entrenamiento es con balón, aunque ahora durante la temporada al jugar dos partidos por semana, miércoles y sábado, los entrenamientos son más bien tácticos y de regeneración en el gimnasio o piscina. Si es verdad, que en pretemporada o en invierno que no tenemos liga, si vamos bastante al gimnasio, y los entrenamientos son más físicos.

P. ¿Tienes compañeros de muchas nacionalidades?

R. Primero somos 5 españoles: tres de Madrid, un granadino, y yo de Valencia. Después tenemos un compañero de Chile, otro de Perú, Canadá, Alemania, Lituania… Además de otros nacidos en los Estados Unidos pero con padres uruguayos, de Montenegro y el Salvador. Durante la temporada pasada y esta, me he enfrentado con varios excompañeros y conocidos de mi etapa en Elche, como Ramón Bernad, Carlos Mora…

P. ¿Cómo va el equipo este año en la liga?

R. Hasta el momento está yendo muy bien, el equipo está entendiendo a la perfección como nuestro entrenador quiere plantear cada partido, y estamos teniendo muy buenas actuaciones desde el primer partido. Aún no hemos empezado lo que es la liga o conferencia como llaman aquí, hasta el momento solo hemos jugado partidos de fuera de conferencia que sirven solo para el Ranking Nacional y para comparar el nivel entre diferentes conferencias. De los 6 partidos jugados, hemos ganado 4 y perdido dos, en estos dos últimos pudiendo haber sacado al menos un punto.

P. Xavi Olmos, otro valenciano que está jugando en la Liga Universitaria de EEUU, nos dijo hace poco en una entrevista como esta de Valencianos por el Mundo que hay mucho nivel en esta liga, ¿es cierto?

R. Si, de hecho leí la entrevista hace unas semanas. Xavi Olmos y yo tenemos una gran amistad, estuvo aquí en Nueva York conmigo a finales del pasado Julio, le enseñé un poquito la ciudad y mi universidad. Pasamos una buena semana. Y si, lo hemos hablado más de una vez él y yo, antes de llegar a Estados Unidos pensábamos que el nivel iba a ser más bajo que en España, pero nos equivocamos. Los jugadores aquí en Estados Unidos están muy bien preparados físicamente, y te encuentras con grandísimos jugadores cada partido. Además, las universidades cada vez traen más jugadores internacionales, de muy buen nivel, por lo que la calidad de los equipos y las ligas no para de subir.

P. Ahora supongo que te habrás hecho del New York City o del New York Red Bulls, los dos equipos de la MLS de la ciudad, ¿con quién vas tú?

R. Cuando llegué aquí a Nueva York hace dos años, David Villa estaba en el NewYork City FC, y por su pasado tanto en el Valencia CF como en la selección española siempre he ido más de ellos. He visto buenos partidos de fútbol. Hace un par de años, cuando Nico Estévez estaba en el cuerpo técnico del Columbus Crew fui a ver un partido al City Field Stadium aquí en Nueva York, fueron los playoffs de conferencia, New York City contra Columbus Crew, un gran partido. Y el más reciente fue hace un par de semanas fuimos todo el equipo de Iona College a ver el derbi neoyorkino al Yankee´s Stadium, New York City contra Red Bulls, pasamos muy buena tarde pasamos con los compañeros.

“No tengo tiempo para hacer la típica siesta, pero tengo tiempo para estudiar, relajarme o hacer algo con los amigos”

P. ¿Y cómo es vivir en Nueva York?

R. Me gusta mucho la vida aquí, es todo más rápido, la gente va de un lado a otro sin parar. De entrenar a clase, de clase al trabajo, del trabajo a estudiar, etc. Tenemos el horario de entrenamientos y clases muy bien organizados, por lo que tenemos tiempo para todo.

P. ¿Tú cómo te organizas?

R. Entrenamos por las mañanas a las 10, luego tengo clases, hasta las 3 o 4 de la tarde, dependiendo del día. Además trabajo en una oficina en la universidad, donde empiezo a trabajar cuando termino las clases, acabando a las 6 de la tarde. Otros días en vez de ir por las tardes, trabajo por las mañanas antes de ir a entrenar. No tengo tiempo para hacer la típica “siesta” que hacía cuando estaba en Valencia pero normalmente sobre las 6 de la tarde, ya he terminado con todo lo que tengo que hacer en el día, y tengo tiempo para mí, estudiar, relajarme o hacer algo con los amigos ya sea por aquí en Iona o en Manhattan, ya que solo tenemos a 30 minutos con el tren desde la universidad.

P. Por último, ¿Qué nos recomiendas visitar allí?

R. Por supuesto ir a los sitios más importantes, Empire State, Times Square, Central Park, World Trade Center, Madison Square Garden… Además de ver algún musical de Broadway o partido de NBA. Aunque pienso que también es bonito conocer otras zonas de Manhattan no tan transitadas por turistas como es la parte Downtown de la ciudad, barrios como Soho, Little Italy o Chelsea, son zonas más tranquilas de la ciudad donde comer bien, tomar algo o visitar algunos de los mejores “rooftops” de la ciudad. Allí puedes disfrutar de vistas impresionantes de toda Manhattan desde las alturas.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *